Prensa Publicada

  • Título: Proa reabre sus puertas y lo hace con un "dream team" de artistas mujeres
    Autor: Pablo Steinmann
    Fecha: 24/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Marie Claire - Perfil)

    Crear Mundos propone un original recorrido por las obras de más de 70 creadoras que han expuesto en Fundación PROA a lo largo de sus 24 años de trayectoria. Durante todo noviembre, la entrada será gratuita.

    -
    bicada en una de las esquinas más bonitas de La Boca, Fundación Proa acaba de anunciar su reapertura para el público presencial con la excepcional muestra Crear Mundos, compuesta por obras de más de 70 artistas que han expuesto allí a lo largo de su joven historia (recordemos que Proa fue fundada en 1996).
    Durante todo este mes reinauguración, la entrada será completamente libre y gratuita, aunque hay que realizar, si o sí, la reserva previa en la web de Proa. Los horarios de visitan son de jueves a domingo de 11 a 18 hs.
    LOS CÉLEBRES ZAPATOS DE DALILA PUZZOVIO.
    Con curaduría de Cecilia Jaime y Manuela Otero, la exhibición tiene como propósito “reflexionar sobre los aportes de estas artistas a la historia del arte contemporáneo a la vez que considerar el carácter singular y global de las problemáticas que atraviesan las experiencias de las mujeres en el campo del arte”.
    -

    Está organizada a través de cuatro grandes ejes temáticos:

    • La materialidad. “Los materiales y las técnicas se vuelven maleables, cuestionados en su naturaleza y en su función, tornándose así en transmisores de preguntas reflexivas y críticas”.
    • El espacio. “Entendido en función de nuestros hábitos y rutinas atravesadas por los cambios y las inestabilidades”.
    Fundacion Proa
    LA SIEMPRE INQUIETANTE MIRADA ESTÉTICA DE FLAVIA DA RIN.
    • El lenguaje. “No solo como un elemento estético sino también como parte de enunciados poéticos, de denuncia o subversión del orden impuesto”.
    • El cuerpo. “Las artistas contemporáneas exploran múltiples estrategias de representación para responder a los significados patriarcales de la corporalidad, conformando un escenario privilegiado en donde problematizar y deconstruir cuestiones relacionadas con la identidad, la femineidad y los géneros.

    El listado de artistas mujeres incluye a:

    Eleanor Antin, Elba Bairon, Rosa Barba, Lenora de Barros, Vanessa Beecroft, Louise Bourgeois, Delia Cancela, Aili Chen, Nicola Costantino, Chicks on comics, Elena Dahn, Flavia Da Rin, Marina De Caro, Agnes Denes, Mirtha Dermisache, Nathalie Djurberg, Inés Drangosch, Ana Gallardo, Mónica Girón, Gabriela Golder, Sarah Grilo, Gachi Hasper, Mona Hatoum, Alicia Herrero, Jenny Holzer, Eva Kotátková, Adriana Lestido, Liliana Maresca, Julia Masvernat, Ana Mendieta, Guadalupe Miles, Mónica Millán, Marta Minujín, Shirin Neshat, Leticia Obeid, Margarita Paksa, Liliana Porter, Dalila Puzzovio, Tracey Rose, Alessandra Sanguinetti, Mariela Scafati, Alejandra Seeber, Marcela Sinclair, Cecilia Szalkowicz, Rosemarie Trockel, Mariela Yeregui, Mini Zuccheri.



    Ocultar nota
  • Título: Crear Mundos: una mirada contempornea sobre las mujeres en el arte
    Autor: InformadorNews
    Fecha: 24/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (InformadorNews)

    “Crear Mundos”: una mirada contemporánea sobre las mujeres en el arte
     20/11/2020  Informador Arte, Fundación Proa, muestras de arte
    “Globe”, de la artista palestino-británica Mona HatoumLa Fundación Proa reabrió sus puertas al público con la muestra Crear Mundos, tras varios meses de espera, con un repaso de los 24 años de su archivo sobre artistas que estuvieron presentes en su espacio como Marta Minujín, Liliana Porter, Alicia Herrera, Liliana Maresca y Louise Bourgeois, entre otras, en una nueva narrativa temática sobre materialidad, espacio, lenguaje y cuerpo.Crear Mundos se presenta como un legado que retoma la emergencia de los movimientos de mujeres, cuestionamientos políticos, prácticas, micropolíticas, denuncias, incomodidades, saberes disímiles visibilizados en nuestro país en la emergencia del Ni Una Menos en el 2015 y la irrupción del feminismo como fuerza avasallante en la agenda pública de Occidente con el MeToo (2017), que desemboca en una variedad de apropiaciones en la esfera de los espacios de exhibición.La Fundación Proa no es ajena a ese universo y luego de una larga pausa de casi ocho meses reabrió sus puertas al público con esta exposición que traza un despliegue en el que se entrecruzan artistas y materialidades diversas.La muestre contiene obras de artistas como Marta Minujin, Liliana Porter, Alicia Herrera, Liliana Maresca y Louise Bourgeois entre muchas otras, agrupadas por temas como la materialidad, el espacio, lenguaje y cuerpoCon el asesoramiento académico y guion curatorial de la investigadora María Laura Rosa y curaduría de Cecilia Jaime y Manuela Otero, Crear Mundos puede visitarse de manera gratuita del 14 al 31 de noviembre, con reserva previa.La pausa de estos meses incentivó la presencia virtual de Proa con cursos, conferencias y adelantos de la muestra programada desde el año pasado para ser estrenada a fines de marzo, después de la de Anish Kapoor, y que el 24 de octubre fue estrenada virtualmente en Instagram el marco de la acción Los Museos Iluminan y acompañada por videodanza.“Estamos muy contentos. Esta muestra está compuesta por más de 50 artistas nacionales e internacionales y de diversas generaciones, se dividió en varias salas y en cada una se mezclan técnicas, hay fotografía, video, pintura y obras. Es una muestra muy universal, muy contemporánea que brinda un panorama muy actual de lo que está pasando en el arte en este momento”, expresa Adriana Rosenberg, presidenta de la Fundación Proa.En ese sentido, indica que la idea de la exposición, que iba a inaugurarse el 20 de marzo, “surge por todo el debate de recuperar la historia de la mujer” y señala: “Como a lo largo de Proa tuvimos más de 200 mujeres, esta muestra es una selección de alguna de las obras, y un homenaje a nuestra historia, a las mujeres, al archivo”.Chick on ComicsCrear Mundos retoma la frase de Donna Haraway “qué materiales usamos para pensar otros materiales, qué cuentos contamos para contar otros cuentos y qué historias hacen mundos” a partir de los 24 años del archivo de Proa y a través de las artistas que pasaron por sus exposiciones, y de las 250 se seleccionaron 64.De esta manera las artistas seleccionadas reflexionan sobre problemáticas asociadas a los materiales y elementos de la vida cotidiana, la relación con el espacio, las sutilezas del lenguaje y el lugar del cuerpo como soporte, material y metáfora.La exposición se organiza en cuatro núcleos temáticos bien definidos: la materialidad, el espacio, el lenguaje y cuerpos (que tendrá una restricción de edad para su acceso). En los descansos de la escalera, como acompañamiento, está la frase de Haraway y un ploteo de Chick on Comics, un colectivo de historietas que expuso a fines de 2016, conectando públicos desconocidos entre sí.La obra de Flavia Da RinEl recorrido inicia en la sala dedicada a la materialidad con Globe (2007), de la artista palestino-británica Mona Hatoum, en la que se amplían las categorías de arte y se muestran “las relaciones que históricamente han desarrollado a lo largo del siglo XX y XXI las artistas con los materiales, saltando fronteras y generando esta desjerarquización de las artes entre artes mayores, menores, diseño, artesanías, artes populares y diferentes lenguajes, textiles”, explica Rosa.La investigadora señala que se evidencia el modo en que “las mujeres han saltado jerarquías, han roto compartimentos estancos entre alta cultura y baja, textiles, arte de la aguja, pintura, diseño” y así se exhiben las obras de Mónica Millán, Mónica Giron, Mariela Scafati, Mini Zuccheri, Delia Cancela, Dalila Puzzovio y Nicola Costantino que abren el juego sobre consumo e indumentaria, y se suma la mirada sobre el mercado del arte de Alicia Herrero.Nicola CostantinoLa siguiente sala es “una interpretación de espacio en sentido amplio”, que según indica Rosa implica “un espacio público, privado, íntimo, emotivo, de denuncia” en el que se puede ir pasando “por diferentes interpretaciones de la naturaleza y el paisaje”, e incluye obras de Ana Gallardo e instalaciones de la artista húngara Agnes Denes (pionera del arte ambiental) o fotografías sobre la Antártida de Adriana Lestido.Entre las salas del espacio y el lenguaje, la transición casi imperceptible -si no se está atento a los detalles-, propone siluetas dibujadas y trae conceptualizaciones de Liliana Porter con la reconstrucción de una experiencia del 69 del Di Tella, donde reflexionaba sobre la realidad, y cómo opera el tiempo y el espacio para que el espectador termine completando la obra.La sala dedicada al lenguaje trata sobre su interpretación “a través de las artes visuales como un elemento político más allá de su valor simbólico y semiótico”, señala Rosa. Allí la argentina Sarah Grilo -primera artista que gana la Beca Guggenheim, 1962- en Nueva York comienza a trabajar con un sentido artístico, visual las palabras en los graffitis callejeros y los integra en su obra.”Crear Mundo” propone un repaso de los 24 años del archivo de Fundación Proa También está Marta Minujín con su performance Leyendo las noticias (1965), que toma el concepto “el medio es el mensaje” de Marshall MacLuhan, y vestida con un traje de periódico se introduce en el agua y las palabras se disuelven. Para Rosa se trata de “un acto poético fabuloso” donde Minujín pone “la corporalidad del mensaje en el cuerpo” con “la idea de que las noticias están construyendo nuestra realidad y subjetividad”.La sala se despliega como si fuera un libro, con obras de Inés Drangosch, Mirtha Dermisache y Julia Masvernant y Leticia Obeid muestra cómo el cuerpo va dejando marcas en los libros.Margarita Paksa con su obra con tubos fluorescentes quiso trasladar el código matemático de Fibonacci a la luz. Alejandra Seeber con Burbujas de diálogo (2010), -para Rosa- este silencio dialoga con el video de Shirin Neshat The Last Word (La última palabra, 2003), donde el silencio es resistencia.Otras artistas presentes son Gachi Hasper, Leonora de Barros, Cecilia Szalkowicz, Inés Drangosch con sus mapas conceptuales, Julia Mavernat con Gestos Textiles (selección de frases encontradas que se resignifican en un contexto específico) y Lenora de Barros, y como una continuación de lo gráfico, pero en línea de cómic, el colectivo Chick on Comics.En el primer piso, la muestra cierra con el núcleo cuerpo, relacionado con las interpretaciones sobre políticas del cuerpo realizadas por las artistas y se muestran performatividades de género, construcciones de ideales de belleza, críticas a los roles establecidos como el de maternidad, el modo en que las identidades se construyen, “especialmente en la obra de Ana Mendieta y Flavia del Rin”, cuenta Rosa.Otras artistas también presentes son Liliana Maresca, Louise Bourgeois y el cierre es con un video de Nathalie Djurberg, una obra sobre la trata, las violaciones y un determinado tipo de racialización y objetualización de las mujeres.Fuente: TélamSIGA LEYENDO“Panorama”, la propuesta que invita a recorrer el arte del país en una semanaNuestra tristeza está vencida: a propósito de una exposición de Luis Felipe Noé

    Ocultar nota
  • Título: Agenda de Radar
    Autor: Agenda Radar
    Fecha: 22/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Pagina 12 )

    ARTE
    Crear mundos Fundación Proa presenta una muestra que recorre la producción de más de cincuenta artistas mujeres que han formado parte a lo largo de todos estos años de la historia de Proa. Partiendo de la historia del arte y a través de distintas disciplinas –como el video, la fotografía, la instalación y la performance–, las artistas, reflexionan sobre problemáticas asociadas a los materiales y elementos de la vida cotidiana, la relación con el espacio, las sutilezas del lenguaje y el lugar cuerpo –como soporte, material y metáfora– desde diversas generaciones y culturas de todo el mundo. Las artistas Delia Cancela, Nicola Costantino, Mónica Giron, Mona Hatoum, Alicia Herrero, Mónica Millán, Dalila Puzzovio, Mariela Scafati y Mini Zuccheri presentan un conjunto de piezas en las que se destacan los procedimientos constructivos para la elaboración de obras de arte y la versatilidad de las prácticas artísticas. Hasta el 28 de febrero de 2021.
    De jueves a domingo de 11 a 18, en Fundación Proa, Av. Pedro de Mendoza 1929. Disponible en http://proa.org/

    Ocultar nota
  • Título: Crear Mundos: una mirada contempornea sobre las mujeres en el arte
    Autor: Telam
    Fecha: 20/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (INFOBAE)

    “Crear Mundos”: una mirada contemporánea sobre las mujeres en el arte
    -

    La muestra de Fundación Proa realiza un recorrido de más de dos décadas de artistas que participaron del espacio, como Marta Minujín, Liliana Porter, Alicia Herrera, Liliana Maresca y Louise Bourgeois, entre otras
    Por Marina Sepúlveda
    20 de Noviembre de 2020
    Compartir en Facebook
    Compartir en Twitter
    "Globe", de la artista palestino-británica Mona Hatoum
    "Globe", de la artista palestino-británica Mona Hatoum

    La Fundación Proa reabrió sus puertas al público con la muestra Crear Mundos, tras varios meses de espera, con un repaso de los 24 años de su archivo sobre artistas que estuvieron presentes en su espacio como Marta Minujín, Liliana Porter, Alicia Herrera, Liliana Maresca y Louise Bourgeois, entre otras, en una nueva narrativa temática sobre materialidad, espacio, lenguaje y cuerpo.

    Crear Mundos se presenta como un legado que retoma la emergencia de los movimientos de mujeres, cuestionamientos políticos, prácticas, micropolíticas, denuncias, incomodidades, saberes disímiles visibilizados en nuestro país en la emergencia del Ni Una Menos en el 2015 y la irrupción del feminismo como fuerza avasallante en la agenda pública de Occidente con el MeToo (2017), que desemboca en una variedad de apropiaciones en la esfera de los espacios de exhibición.

    PUBLICIDAD

    La Fundación Proa no es ajena a ese universo y luego de una larga pausa de casi ocho meses reabrió sus puertas al público con esta exposición que traza un despliegue en el que se entrecruzan artistas y materialidades diversas.

    La muestre contiene obras de artistas como Marta Minujin, Liliana Porter, Alicia Herrera, Liliana Maresca y Louise Bourgeois entre muchas otras, agrupadas por temas como la materialidad, el espacio, lenguaje y cuerpo
    La muestre contiene obras de artistas como Marta Minujin, Liliana Porter, Alicia Herrera, Liliana Maresca y Louise Bourgeois entre muchas otras, agrupadas por temas como la materialidad, el espacio, lenguaje y cuerpo

    Con el asesoramiento académico y guion curatorial de la investigadora María Laura Rosa y curaduría de Cecilia Jaime y Manuela Otero, Crear Mundos puede visitarse de manera gratuita del 14 al 31 de noviembre, con reserva previa.

    La pausa de estos meses incentivó la presencia virtual de Proa con cursos, conferencias y adelantos de la muestra programada desde el año pasado para ser estrenada a fines de marzo, después de la de Anish Kapoor, y que el 24 de octubre fue estrenada virtualmente en Instagram el marco de la acción Los Museos Iluminan y acompañada por videodanza.

    “Estamos muy contentos. Esta muestra está compuesta por más de 50 artistas nacionales e internacionales y de diversas generaciones, se dividió en varias salas y en cada una se mezclan técnicas, hay fotografía, video, pintura y obras. Es una muestra muy universal, muy contemporánea que brinda un panorama muy actual de lo que está pasando en el arte en este momento”, expresa Adriana Rosenberg, presidenta de la Fundación Proa.

    En ese sentido, indica que la idea de la exposición, que iba a inaugurarse el 20 de marzo, “surge por todo el debate de recuperar la historia de la mujer” y señala: “Como a lo largo de Proa tuvimos más de 200 mujeres, esta muestra es una selección de alguna de las obras, y un homenaje a nuestra historia, a las mujeres, al archivo”.

    Chick on Comics
    Chick on Comics

    Crear Mundos retoma la frase de Donna Haraway “qué materiales usamos para pensar otros materiales, qué cuentos contamos para contar otros cuentos y qué historias hacen mundos” a partir de los 24 años del archivo de Proa y a través de las artistas que pasaron por sus exposiciones, y de las 250 se seleccionaron 64.

    De esta manera las artistas seleccionadas reflexionan sobre problemáticas asociadas a los materiales y elementos de la vida cotidiana, la relación con el espacio, las sutilezas del lenguaje y el lugar del cuerpo como soporte, material y metáfora.

    La exposición se organiza en cuatro núcleos temáticos bien definidos: la materialidad, el espacio, el lenguaje y cuerpos (que tendrá una restricción de edad para su acceso). En los descansos de la escalera, como acompañamiento, está la frase de Haraway y un ploteo de Chick on Comics, un colectivo de historietas que expuso a fines de 2016, conectando públicos desconocidos entre sí.

    La obra de Flavia Da Rin
    La obra de Flavia Da Rin

    El recorrido inicia en la sala dedicada a la materialidad con Globe (2007), de la artista palestino-británica Mona Hatoum, en la que se amplían las categorías de arte y se muestran “las relaciones que históricamente han desarrollado a lo largo del siglo XX y XXI las artistas con los materiales, saltando fronteras y generando esta desjerarquización de las artes entre artes mayores, menores, diseño, artesanías, artes populares y diferentes lenguajes, textiles”, explica Rosa.

    La investigadora señala que se evidencia el modo en que “las mujeres han saltado jerarquías, han roto compartimentos estancos entre alta cultura y baja, textiles, arte de la aguja, pintura, diseño” y así se exhiben las obras de Mónica Millán, Mónica Giron, Mariela Scafati, Mini Zuccheri, Delia Cancela, Dalila Puzzovio y Nicola Costantino que abren el juego sobre consumo e indumentaria, y se suma la mirada sobre el mercado del arte de Alicia Herrero.

    Nicola Costantino
    Nicola Costantino

    La siguiente sala es “una interpretación de espacio en sentido amplio”, que según indica Rosa implica “un espacio público, privado, íntimo, emotivo, de denuncia” en el que se puede ir pasando “por diferentes interpretaciones de la naturaleza y el paisaje”, e incluye obras de Ana Gallardo e instalaciones de la artista húngara Agnes Denes (pionera del arte ambiental) o fotografías sobre la Antártida de Adriana Lestido.

    Entre las salas del espacio y el lenguaje, la transición casi imperceptible -si no se está atento a los detalles-, propone siluetas dibujadas y trae conceptualizaciones de Liliana Porter con la reconstrucción de una experiencia del 69 del Di Tella, donde reflexionaba sobre la realidad, y cómo opera el tiempo y el espacio para que el espectador termine completando la obra.

    La sala dedicada al lenguaje trata sobre su interpretación “a través de las artes visuales como un elemento político más allá de su valor simbólico y semiótico”, señala Rosa. Allí la argentina Sarah Grilo -primera artista que gana la Beca Guggenheim, 1962- en Nueva York comienza a trabajar con un sentido artístico, visual las palabras en los graffitis callejeros y los integra en su obra.

    "Crear Mundo" propone un repaso de los 24 años del archivo de Fundación Proa
    "Crear Mundo" propone un repaso de los 24 años del archivo de Fundación Proa

    También está Marta Minujín con su performance Leyendo las noticias (1965), que toma el concepto “el medio es el mensaje” de Marshall MacLuhan, y vestida con un traje de periódico se introduce en el agua y las palabras se disuelven. Para Rosa se trata de “un acto poético fabuloso” donde Minujín pone “la corporalidad del mensaje en el cuerpo” con “la idea de que las noticias están construyendo nuestra realidad y subjetividad”.

    La sala se despliega como si fuera un libro, con obras de Inés Drangosch, Mirtha Dermisache y Julia Masvernant y Leticia Obeid muestra cómo el cuerpo va dejando marcas en los libros.

    Margarita Paksa con su obra con tubos fluorescentes quiso trasladar el código matemático de Fibonacci a la luz. Alejandra Seeber con Burbujas de diálogo (2010), -para Rosa- este silencio dialoga con el video de Shirin Neshat The Last Word (La última palabra, 2003), donde el silencio es resistencia.

    infobae-image

    Otras artistas presentes son Gachi Hasper, Leonora de Barros, Cecilia Szalkowicz, Inés Drangosch con sus mapas conceptuales, Julia Mavernat con Gestos Textiles (selección de frases encontradas que se resignifican en un contexto específico) y Lenora de Barros, y como una continuación de lo gráfico, pero en línea de cómic, el colectivo Chick on Comics.

    En el primer piso, la muestra cierra con el núcleo cuerpo, relacionado con las interpretaciones sobre políticas del cuerpo realizadas por las artistas y se muestran performatividades de género, construcciones de ideales de belleza, críticas a los roles establecidos como el de maternidad, el modo en que las identidades se construyen, “especialmente en la obra de Ana Mendieta y Flavia del Rin”, cuenta Rosa.

    Otras artistas también presentes son Liliana Maresca, Louise Bourgeois y el cierre es con un video de Nathalie Djurberg, una obra sobre la trata, las violaciones y un determinado tipo de racialización y objetualización de las mujeres.

    Fuente: Télam



    Ocultar nota
  • Título: Crear Mundos: un dilogo interdisciplinario entre 50 artistas mujeres en PROA
    Autor: Agustina Rinaldi
    Fecha: 20/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Comunidad Pan)

    En el segundo piso del imponente edificio de Fundación PROA, artistas locales e internacionales que se autoperciben mujeres se reencontraron cuerpo a cuerpo después de meses de haberse vinculado únicamente mediante la tecnología por el avance del coronavirus y el estricto aislamiento. En el marco de la preinauguración de CREAR MUNDOS, que se llevó a cabo en la terraza y no le escapó al protocolo, artistas, curadoras, coleccionistas, directoras de espacios culturales, comunicadoras, montajistas y cuidadoras de sala se hicieron presentes en un mismo espacio para reivindicar las obras de 50 artistas mujeres que exhibieron en Fundación PROA desde parte de la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad; el trabajo de cada una, más allá de los límites generacionales y los recursos técnicos, en su época problematizó diversas cuestiones que aún hoy siguen vigentes y oprimen a las mujeres, pese a los avances, en materia de derechos. La exhibición, que ya se abrió al público, es la oportunidad para (re)descubrir a artistas icónicas, (re)interpretar sus obras y animarse a generar un nuevo mapa de significación que, sin dudas, nos incentivará a aterrizar en nuevos destinos más allá de las fronteras conceptuales con las que luchamos a diario.


    © Vista sala 1. En primer plano las obras de Delia Cancela y Mona Hatoum- Gentileza Fundación Proa

    Lo que no se nombra no existe: la reivindicación del trabajo colectivo

    Pocas veces reflexionamos sobre el detrás de escena de las exhibiciones que visitamos, sobre las que escribimos y recomendamos tras sentir que tocó una fibra íntima de nosotros mismos. En este caso, la Institución quiso también destacar que para que Crear Mundos pudiera inaugurarse se necesitó del trabajo no solo de las artistas de renombre que exhiben en el espacio, sino del de las trabajadoras que muchas veces se invisibiliza. “Tenemos un archivo de exposiciones muy grande que queríamos reivindicar homenajeando a las mujeres que pasaron por PROA, pero en el sentido del colectivo. Para darle vida a esta muestra también colaboraron diseñadoras, contadoras, montajistas, personal de limpieza. Si bien puede considerarse un homenaje a aquellas artistas que expusieron aquí, también queremos destacar la importancia de las mujeres que trabajan en el detrás de escena para que estas exhibiciones puedan darse”, reflexionó con nosotros Adriana Rosenberg, Presidenta de Proa, también haciendo hincapié en que lograron la “mezcla” generacional y de técnicas que buscaban con el fin de hibridar la disrupción que diversas artistas generaron gracias a su accionar el ámbito artístico.


    © Delia Cancela – Homenaje a mujeres artistas (detalle) – Gentileza Fundación Proa

    50 mujeres artistas, infinitos hallazgos posibles

    Margarita Paska, Mona Hatoum, Louise Bourgeois, Vanesa Beecroft, Nicola Costantino, Liliana Porter, Jenny Holzer, Ana Mendieta, Shirin Neshat, Liliana Maresca y Marta Minujin son algunas de las artistas que forman parte de Crear Mundos. La exhibición parte de la premisa de reivindicar el carácter interdisciplinario de estas creadoras a partir de las más diversas técnicas: video, performance, escultura, pintura, fotografía e instalación.

    La exhibición nos invita a (re)descubrir las paradigmáticas obras de artistas mujeres que marcaron una época, desde una mirada contemporánea y anclándolas en la coyuntura para resignificar nuestra relación con los efectos materiales que provoca el discurso pero también con nuestro cuerpo; la opresora división entre mundo privado y público, y el lenguaje.

    “Nos interesaba que las obras dialogaran entre sí a partir de una mirada contemporánea. En su época, cada una generó una disrupción importante y un cambio profundo en la historia del arte. Estos temas que se problematizaron siguen siendo actuales y jamás perdieron vigencia. Si bien hoy están más arraigados que nunca gracias al feminismo, es importante destacar que venían siendo trabajados desde hace mucho tiempo por un montón de artistas”, nos contó Cecilia Jaime, curadora de la exhibición junto a Manuela Otero.


    © Leonora De Barros -Poema- Gentileza Fundación PROA

    La mezcla entre lo local e internacional desafiando lo generacional y potenciado por diversos recursos técnicos nos invita a generar diálogos entras las obras de artistas que jamás habríamos pensado recorrer en un mismo espacio. Si bien la exhibición, que contó con la asesoría académica y la investigación de Maria Laura Rosa, se divide en cuatro módulos -materialidades, espacio /privado vs. público/, lenguaje y cuerpo- nos resulta inevitable crear conversaciones inéditas y estimulantes entre las artistas. Podemos hibridar el trabajo performático de Leonora De Barros -Poema- centrado en el poder de la producción del lenguaje con la instalación de Jenny Holzer -Looming- que reivindica la palabra irrumpiendo en el espacio público -que siempre fue considerado de los varones- con mensajes que exponen al patriarcado utilizando tiras lumínicas y resignificando -e ironizando- los recursos de la publicidad.


    © Jenny Holzer – Looming – PH Attilio Maranzano- Gentileza Fundación Proa

    O la fotoperformance de Ana Mendieta -Sin título, variaciones cosméticas faciales- que reivindica la riqueza de la transmutación del cuerpo y de la ruptura de la oposición mujer/hombre que oprime a los sujetos con la instalación de Margarita Paska -Pisa Fibonacci II- en la que una frase de neón sobre un código de barras gigante que se prende y apaga al sonido del “clac, clac” /”El código binario es una cualidad mística donde el UNO ha hecho todo desde la nada y el CERO es la nada”/ retoma la secuencia matemática descubierta por el científico italiano en el siglo XIX pero también nos invita a corrernos del concepto tecnológico para desafiar el biologicismo; el antagonismo binario mujer/varón que aún hoy sigue limitando a los sujetos. Sin dudas, una resignificación que podemos hacer gracias a la deconstrucción de género que desde 2009, cuando la instalación se expuso por primera vez, avanza con firmeza y rapidez.


    © Ana Mendieta -Sin titulo- Variaciones cosméticas faciales – Gentileza Fundación Proa

    Cuando lo íntimo toca una fibra colectiva (y política)

    La exhibición está organizada en núcleos que conectan diversas culturas y problematizan desde el arte cuestiones de género que traspasan los límites; desde Sudamérica hasta Europa, pasando por Norteamérica y Medio Oriente. Muchas de las obras nos invitan a reflexionar sobre los conflictos que padecemos solo por el hecho de autopercibirnos mujeres, más allá del tiempo y espacio. Las piezas conforman pequeños Universos que contienen la esencia de cada artista y nos hablan de la complejidad de nuestra época. Si bien parten de los conflictos íntimos que impulsaron a cada creadora en un contexto y tiempo determinado, no dejan de referirse a problemáticas globales y atemporales. La mayor virtud de este encuentro interdisciplinario es la inevitable identificación con “la otra”, nuestra compañera, a partir de las más diversas expresiones artísticas. Y la invitación tanto de replantearnos problemáticas contemporáneas como a desafiar las construcciones que nos oprimen y que a veces pasan desapercibidas; hacer visible lo invisible mediante el trabajo de quienes se dejaron llevar por el acto disruptivo de creación.


    © Margarita Paksa, Pisa Fibonacci – Gentileza Fundación Proa

    Crear Mundos puede verse de jueves a domingos, de 12.00 a 18.00 en Fundación PROA. Del 14 al 30 de noviembre, el acceso es gratuito; podés reservar tu visita en la web: http://proa.org


    © Elena Dahn, Cámara, 2017 (video) – Gentileza Fundación Proa

    © Marta Minujín, Leyendo las noticias, 1965. Instalación fotográfica, medidas variables. – Gentileza de la artista y Fundación Proa

    © Liliana Maresca, Sin título, 1983. De la serie Liliana Maresca con su obra. Fotografías en gelatina de plata sobre papel fibra, 50 x 50 cm/ Cortesía galería Rolf Art, Buenos Aires/ Fotografía por Marcos López – Gentileza Fundación Proa

    © Nicola Costantino. Carteras Hermes de tetillas masculinas, Birkin y Kelly, 2006- Gentileza Fundación Proa

    © Mini Zuccheri, Vestuario, 2001/2020, Papel y dibujo sobre pared – Gentileza de la artista y Fundación Proa

    © Vista de sala. Obra de Vanessa Beecroft, Fotografía, 460 x 366 cm (vista de la performance en Kunsthalle, Viena) – Gentileza Vanessa Beecroft y Fundación Proa

    Ocultar nota
  • Título: FUNDACION PROA REABRE SUS SALAS AL PUBLICO CON LA EXHIBICION CREAR MUNDOS
    Autor: Graciela Smith
    Fecha: 18/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Revista Magenta)

    Una nueva muestra que  recorre la producción de más de cincuenta artistas mujeres que han formado parte a lo largo de todos estos años de la historia de Proa.

    Partiendo de la historia del arte y a través de distintas disciplinas –como el video, la fotografía, la instalación y la performance–, las artistas, reflexionan sobre problemáticas asociadas a los materiales y elementos de la vida cotidiana, la relación con el espacio, las sutilezas del lenguaje y el lugar cuerpo –como soporte, material y metáfora– desde diversas generaciones y culturas de todo el mundo.

    Participan las artistas Delia Cancela, Nicola Costantino, Mónica Giron, Mona Hatoum, Alicia Herrero, Mónica Millán, Dalila Puzzovio, Mariela Scafati y Mini Zuccheri.

    Un destacado y original cuerpo de obras que transita desde los dibujos de mujeres célebres de la historia en un sutil vestido, hasta los anónimos atuendos utilizados y construidos con la joyería mapuche. Los objetos del mundo cotidiano, son los elementos que las artistas toman para sus obras y nos introducen en este universo de materialidades que cuestionan los límites del campo artístico. La selección está atravesada por distintos ejes que permiten varias conexiones y niveles de lectura ampliando los Iímites entre arte, artesanías, oficios y generando un nuevo mapa de relaciones e interrogantes.

    Con la asesoría académica de María Laura Rosa y la curaduría de Cecilia Jaime y Manuela Otero, Crear Mundos parte desde la segunda mitad del siglo XX a la actualidad, cubriendo técnicas y soportes contemporáneos como el video, la fotografía, la instalación y la performance

    La exhibición se puede visitar de jueves a domingo de 11 a 18h, son los nuevos días y horario de apertura y cierre al público.
    Av. Pedro de Mendoza 1929, La Boca



    Ocultar nota
  • Título: EL REGRESO DE LAS EXHIBICIONES PRESENCIALES AL ESPACIO DE LA BOCA
    Autor: Marcelo Dansey
    Fecha: 18/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Diario Clarn Cultura)

    EL REGRESO DE LAS EXHIBICIONES PRESENCIALES AL ESPACIO DE LA BOCA

    Modos de ser mujer y liberarse de las jaulas sociales: muestra en Proa
    Marcelo Dansey
    “Crear Mundos” reúne el trabajo de más de 50 artistas que pasaron por la institución a lo largo de sus 24 años

    Hoy en día es tema complicado opinar sobre asuntos femeninos si uno es un hombre cis. Es muy fácil caer en el mansplaining, o como se le diga en español a esas ganas masculinas de explicarles a las mujeres cómo funcionan las cosas. Pero bueno, la cultura de la cancelación es también un tema. Revisarse desde una perspectiva de género es urgente para todos y para todas.
    Lo está haciendo la Fundación Proa con Crear Mundos, la muestra curada por Manuela Otero y Cecilia Jaime, con asesoría académica de María Laura Rosa, que reúne el trabajo de más de 50 artistas que pasaron por la institución a lo largo de sus 24 años.
    El primer espacio del recorrido tiene el aspecto de una boutique, un espacio femenino según aprendimos de la vieja escuela. En un maniquí se exhibe un delantal de Delia Cancela y sobre unos estantes hay plataformas de Dalila Puzzovio y carteras de Nicola Costantino.
    Se ven tejidos, un ajuar mapuche y otras piezas como las que podríamos encontrar en el taller de una modista.
    Aunque no es lo que parece. La cartera de Nicola imita la piel humana, tiene tetillas masculinas. Las plataformas de triple altura son las que Dalila empezó a usar en los 60 cuando decretó la muerte del zapatito blanco para verano y el zapatito marrón para invierno, como tenía impuesto por mandato de clase. Y el delantal de Delia, que tiene pintada las caras de sus artistas favoritas, rinde homenaje por ejemplo, a Rita Renoir, una corista del Crazy Horse que la argentina admiraba por su dominio del striptease.
    Las ansias locas de estas mujeres que con sus aportes consiguieron barrer los límites entre las artes menores (labores y artesanato) de las artes mayores (pintura, escultura) se ven intimidadas por la jaula esférica de hierro negro que está plantada entre los escaparates. Se llama Globo, es de la palestina Mona Houton, y por su materialidad y dimensiones parece capaz de “contener” el espíritu más libertario. Claro, si uno fue “bien educado” no tendrá que llegar a tanto. En una de las paredes cuelga Niñ*, un suéter infantil que Mariela Scafatti amarró con cuerdas de shibari, la técnica japonesa que se usa en BDSM para inmovilizar personas. Si la moda no incomoda, este no sería el caso.
    En la segunda sala se aborda el espacio y los distintos modos de abordarlo.
    Hay dos paisajes hechos de carbonilla sobre papel por Ana Gallardo.
    Son escenas de la laguna de Zempoala, en México, donde tiró las cenizas de su madre. Al lado hay fotos de las acciones de Agnes Denes en el medio de una zona boscosa de Sullivan County, en el estado de Nueva York, donde la artista encadenó un árbol plantó arroz en un bañado y enterró el papelito donde escribió un haiku.
    Agnes es pionera en el land art, aunque no tan conocida como el monumentalismo de los varones que la siguieron.
    Mientras Agnes solo quería dejar marcas en las conciencias, sus pares estaban movidos por la tierna pretensión de transformar el paisaje.
    No todas son tan modositas como Agnes, claro. Marcela Sinclair, por ejemplo, cortó una mesa con una sierra, y Gachi Hasper marcó los mapas de Buenos Aires como si fueran un campo de batalla. Es sabido que si el hombre llegó a la Luna, a la mujer no le fue tan fácil la conquista del espacio.
    “Avispones, dos avispones zumban sobre mi cabeza?” dice la leyenda que corre por los carteles luminosos de la artista Jenny Holzer y ya estamos entrando al tercer espacio donde se aborda la dimensión del lenguaje.
    Hay registros de Marta Minujín -nunca menos- envuelta en papeles de diario, tirándose al Río de la Plata; y de la brasileña Lenora De Barros, con la lengua aprisionada por los martillitos de su máquina de escribir, en plena dictadura brasileña. En una pared están recortadas las frases que sobrevuelan la cabeza y las libretas de Julia Masvernat, artista lectora y recolectora de perlitas literarias.
    También están los grafos de Mirtha Dermisache, que prefiere la expresión de la mano a las categorías que imponen las palabras. Y un video de la artista iraní Shirin Neshat, que recrea un interrogatorio, y que si uno accede a sentarse en el banquito, es posible que lo deje sin ganas de hacer declaraciones.
    En la última sala nos recibe una gigantografía de Vanessa Beecroft. Una formación de modelos flacas, altas, rubias, apenas vestidas con unas botas negras que le llegan hasta la mitad de las piernas. Una especie de utopía machista, eurocéntrica y gordofóbica, mostrada con todo el esplendor y toda la obscenidad que solo se le permite -a veces- al arte. El cinismo de Beecroft está cruzado por las esculturas de Elba Bairon y sus siluetas decimonónicas erosionadas; las fotos de Ana Mendieta que en cada toma pretende encajar en los cánones de la cosmética; los forcejeos de Elena Dahn luchando contra el látex y dos trabajos que sirven de escape: los autorretratos pre-selfies ultra-photoshopeados de Flavia Da Rin y la fotografía de un cuerpo adolescente que Guadalupe Miles le tomó a un joven wichí en las márgenes del Rio Teuco. Miles trae un cuerpo laxo, radiante, emancipado que se recorta su piel marrón sobre un cielo azul electrizante, y no es que se quiera recrear el mito del buen salvaje sino que las márgenes del Teuco, son las márgenes del mundo, así como lo conocemos.
    Se trata de mujeres en Fundación Proa, y no puede faltar Louise Bourgeois, que en 2011 instaló esa inolvidable araña gigante en las veredas de La Boca. La francesa está presente con una venus gestante hecha de tela y medias de nylon. Con esta muñeca de trapo podría cerrar la reseña, o con esa tempera que está atrás, también de Bourgeois, que se ve como manchas de sangre.
    Una observación: el ciento por ciento de las artistas expuestas son mujeres biológicas. No hay mujeres con pene en esta muestra: en el sistema del arte argentino no circulan mujeres trans. La inclusión trans es una deuda a ser considerada por el equipo de curadoras independientes -Patricia Rizzo, Cristina Schiavi, Larisa Zmud y Karina Granieri- que trabajan sobre un programa experimental que será desarrollado a lo largo de estos meses en el espacio de PROA 21.
    Vale decir, no es una muestra de mujeres que habla de la mujeritud.
    El foco está puesto sobre todo en las criaturas que buscan liberarse de las jaulas sociales, económicas, religiosas, étnicas o la que le toque en suerte.
    Más que un manifiesto de verdades reveladas, las obras en su interacción, funcionan como un catálogo de estrategias para que uno, una, une, pueda salir de su encierro.

    En su conjunto, las obras hablan de las estrategias para salirse de lugares de opresión.

    Marta Minujín, Delia Cancela y Agnes Denes, algunos de los nombres que convocan.

    Gigantografía. De Vanessa Beecroft, sobre los “cuerpos hegemónicos”.
    Mapas porteños. Intervenidos por Hasper como campos de batalla.

    De Nicola Costantino. Carteras con candados y pezones.

    Ocultar nota
  • Título: Crear mundos. La mirada femenina como creadora de nuevos espacios posibles en Proa
    Autor: Maria Ana Labuntes
    Fecha: 17/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (RAMONA)

    Un destacado y original cuerpo de obras que transita desde los dibujos de mujeres célebres de la historia en un sutil vestido, hasta los maravillosos atuendos utilizados y construidos con la joyería mapuche. Los objetos del mundo cotidiano, son los elementos que las artistas toman para indagar y construir sus obras. Nos introducen en este universo de materialidades que cuestionan los límites del campo artístico. La selección está atravesada por distintos ejes que permiten varias conexiones y niveles de lectura ampliando las fronteras entre arte, artesanías, oficios y generando un nuevo mapa de relaciones e interrogantes.

    Con la curaduría de Cecilia Jaime y Manuela Oter, la asesoría académica de María Laura Rosa, enriquecen la investigación con su mirada puesta en esta selección de cincuenta artistas que conforman y nutren con estas ideas las formas posibles constructivas de mundos.

    La pandemia, nos propone una perspectiva diferente, nos insta a re-pensar las formas de encuentro de recorridos en espacios ya conocidos como son las exposiciones: Con protocolos, se puede disfrutar de la exhibición que también cuenta con recorridos virtuales y Programas Públicos por Instagram Live (@fundación_proa)—, Se puede recorrer la SALA 1, ver las actividades en ProaTV que adicionan a estos espacios sumando contenidos.

    En estos meses tan particulares, en donde todos reflexionamos las nuevas formas posibles de habitar los espacios y a su vez cuidarnos, esta exposición nos habilita a ir más allá, nos llama a imaginar, a interpelar, a reflexionar y crear nuevas y pensar nuevos futuros posibles, y el arte como una de las herramientas tangibles para construir ese proceso.

    Por Ana María Labuntés

    Participan de la muestra las artistas: Delia Cancela, Nicola Costantino, Mónica Giron, Mona Hatoum, Alicia Herrero, Mónica Millán, Dalila Puzzovio, Mariela Scafati y Mini Zuccheri

    La muestra inauguró el 24 de octubre de 2020 en PROA (La Boca - Buenos Aires)

     

    "Crear Mundos integra un conjunto de piezas en las que se destacan los procedimientos constructivos para la elaboración de obras de arte y la versatilidad de las prácticas artísticas. Un destacado y original cuerpo de obras que transita desde los dibujos de mujeres célebres de la historia en un sutil vestido, hasta los anónimos atuendos utilizados y construidos con la joyería mapuche. Los objetos del mundo cotidiano, son los elementos que las artistas toman para sus obras y nos introducen en este universo de materialidades que cuestionan los límites del campo artístico. La selección está atravesada por distintos ejes que permiten varias conexiones y niveles de lectura ampliando los Iímites entre arte, artesanías, oficios y generando un nuevo mapa de relaciones e interrogantes".


     



    Ocultar nota
  • Título: Colectiva Reabre Proa: otros mundos son posibles
    Autor: March Mazzei
    Fecha: 14/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Diario Clarn - Revista )

    Reabre Proa: otros mundos son posibles

    Con obras de más de 60 mujeres como Mona Hatoum, Jenny Holzer y Louise Bourgeois, que trazaron nuevos caminos en la historia del arte. Con entrada gratuita hasta fin de mes.

    Ocultar nota
  • Título: Las mujeres y su creacin de mundos en Fundacin Proa
    Autor: Pablo Quiros
    Fecha: 14/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Data de Arte)

     Se inauguró en Fundación Proa de manera virtual la primera sala de la exhibición Crear Mundos. Con la asesoría académica de María Laura Rosa y la curaduría de Cecilia Jaime y Manuela Otero, la exhibición recorre la producción de más de cincuenta artistas mujeres que han formado parte a lo largo de todos estos años de la historia de Fundación Proa.

         El título de la exhibición retoma una frase de la teórica Donna Haraway, de su libro Staying with the Trouble (2016): “(…) qué materiales usamos para pensar otros materiales, qué cuentos contamos para contar otros cuentos y qué historias hacen mundos.”

           Partiendo de la historia del arte y a través de distintas disciplinas –como el video, la fotografía, la instalación y la performance–, las artistas, reflexionan sobre problemáticas asociadas a los materiales y elementos de la vida cotidiana, la relación con el espacio, las sutilezas del lenguaje y el lugar cuerpo –como soporte, material y metáfora– desde diversas generaciones y culturas de todo el mundo.

         "Crear mundos" tomó como referente e inicio del recorrido de la exposición a Globe (2007), obra de la artista palestino-británica Mona Hatoum. Este globo con aspecto de jaula, tiene el tamaño aproximado de una persona de estatura media, y tiene el mismo grado de inclinación que el planeta Tierra.

           Con barras de metal entretejidas, recursos que la artista utiliza en varias de sus esculturas, la pieza parece una enorme y pesada jaula a punto de salir rodando. En esta obra, el globo ha sido despojado de sus fronteras geográficas y políticas, para crear un espacio mínimo de encarcelamiento, en donde los límites del adentro y el afuera se mezclan. Refleja la complejidad con la que la artista logra desafiar, y por momentos perturbar, nuestra experiencia de lo cotidiano.

         En esta sala vemos como las artistas de distintas generaciones nos introducen en este universo de materialidades, que amplían las categorías de arte, artesanías, oficios y se genera un nuevo mapa de relaciones e interrogantes.

         El conjunto de joyas mapuches realizadas por artesanos anónimos muestran la importancia que tenían estos elementos y de qué manera con el paso del tiempo se transforman en un testimonio del valor del ornamento en la figura femenina en dichas culturas. Con una mirada antropológica, Mónica Millán, recupera el trabajo artesanal y la manufactura silenciosa de un grupo de tejedoras de Yataití. El resultado es una pieza colaborativa, de sutil encaje que recrea la forma de un termitero, nido que construyen las termitas como refugio para vivir.

         El vínculo de lo textil con la naturaleza también está presente en la serie de Mónica Giron, compuesta por un grupo de vestimentas para aves patagónicas que evidencian la ausencia de estos cuerpos animales en peligro de extinción. Siguiendo la línea de cuerpos y ausencias la obra Niñ* (2015) de Mariela Scafati, propone lecturas que van más allá de la discusión arte/artesanía, aunque trata también de la porosidad de límites entre los géneros

             La muestra cuenta con el patrocinio de la Embajada de México en Argentina y podrá visitarse hasta fines de febrero de 2021, de martes a domingo de 11 a 19 hs en Fundación Proa.

     



    Ocultar nota
  • Título: La muestra "Crear Mundos" recupera la mirada de las mujeres en la reapertura del Proa
    Autor: Marina Sepulveda
    Fecha: 13/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Agencia TELAM)

    La Fundación reabre sus puertas este sábado con un repaso de los 24 años de su archivo sobre artistas que estuvieron presentes en su espacio como Marta Minujín, Liliana Porter, Alicia Herrero, Liliana Maresca y Louise Bourgeois, entre otras.

    Por Marina Sepúlveda
    -

    La Fundación Proa reabre sus puertas al público este sábado con la muestra "Crear Mundos", tras varios meses de espera, con un repaso de los 24 años de su archivo sobre artistas que estuvieron presentes en su espacio como Marta Minujín, Liliana Porter, Alicia Herrero, Liliana Maresca y Louise Bourgeois, entre otras, en una nueva narrativa temática sobre materialidad, espacio, lenguaje y cuerpo.

    "Crear Mundos" se presenta como un legado que retoma la emergencia de los movimientos de mujeres, cuestionamientos políticos, prácticas, micropolíticas, denuncias, incomodidades, saberes disímiles visibilizados en nuestro país en la emergencia del Ni Una Menos en el 2015 y la irrupción del feminismo como fuerza avasallante en la agenda pública de Occidente con el MeToo (2017), que desemboca en una variedad de apropiaciones en la esfera de los espacios de exhibición.



    La Fundación Proa no es ajena a ese universo y luego de una larga pausa de casi ocho meses reabre sus puertas al público con esta exposición que traza un despliegue en el que se entrecruzan artistas y materialidades diversas.

    Con el asesoramiento académico y guión curatorial de la investigadora María Laura Rosa y curaduría de Cecilia Jaime y Manuela Otero, "Crear Mundos" puede visitarse de manera gratuita del 14 al 31 de noviembre, con reserva previa.

    La pausa de estos meses incentivó la presencia virtual de Proa con cursos, conferencias y adelantos de la muestra programada desde el año pasado para ser estrenada a fines de marzo, después de la de Anish Kapoor, y que el 24 de octubre fue estrenada virtualmente en Instagram el marco de la acción Los Museos Iluminan y acompañada por videodanza.



    "Estamos muy contentos. Esta muestra está compuesta por más de 50 artistas nacionales e internacionales y de diversas generaciones, se dividió en varias salas y en cada una se mezclan técnicas, hay fotografía, video, pintura y obras. Es una muestra muy universal, muy contemporánea que brinda un panorama muy actual de lo que está pasando en el arte en este momento", expresa Adriana Rosenberg, presidenta de la Fundación Proa.

    En ese sentido, indica que la idea de la exposición, que iba a inaugurarse el 20 de marzo, "surge por todo el debate de recuperar la historia de la mujer" y señala: "Como a lo largo de Proa tuvimos más de 200 mujeres, esta muestra es una selección de alguna de las obras, y un homenaje a nuestra historia, a las mujeres, al archivo".

    "Crear Mundos" retoma la frase de Donna Haraway "qué materiales usamos para pensar otros materiales, qué cuentos contamos para contar otros cuentos y qué historias hacen mundos" a partir de los 24 años del archivo de Proa y a través de las artistas que pasaron por sus exposiciones, y de las 250 se seleccionaron 64.



    De esta manera las artistas seleccionadas reflexionan sobre problemáticas asociadas a los materiales y elementos de la vida cotidiana, la relación con el espacio, las sutilezas del lenguaje y el lugar del cuerpo como soporte, material y metáfora.

    La exposición se organiza en cuatro núcleos temáticos bien definidos: la materialidad, el espacio, el lenguaje y cuerpos (que tendrá una restricción de edad para su acceso). En los descansos de la escalera, como acompañamiento, está la frase de Haraway y un ploteo de Chick on Comics, un colectivo de historietas que expuso a fines de 2016, conectando públicos desconocidos entre sí.

    El recorrido inicia en la sala dedicada a la materialidad con "Globe" (2007), de la artista palestino-británica Mona Hatoum, en la que se amplían las categorías de arte y se muestran "las relaciones que históricamente han desarrollado a lo largo del siglo XX y XXI las artistas con los materiales, saltando fronteras y generando esta desjerarquización de las artes entre artes mayores, menores, diseño, artesanías, artes populares y diferentes lenguajes, textiles", explica Rosa.

    La investigadora señala que se evidencia el modo en que "las mujeres han saltado jerarquías, han roto compartimentos estancos entre alta cultura y baja, textiles, arte de la aguja, pintura, diseño" y así se exhiben las obras de Mónica Millán, Mónica Giron, Mariela Scafati, Mini Zuccheri, Delia Cancela, Dalila Puzzovio y Nicola Costantino que abren el juego sobre consumo e indumentaria, y se suma la mirada sobre el mercado del arte de Alicia Herrero.

    La siguiente sala es "una interpretación de espacio en sentido amplio", que según indica Rosa implica "un espacio público, privado, íntimo, emotivo, de denuncia" en el que se puede ir pasando "por diferentes interpretaciones de la naturaleza y el paisaje", e incluye obras de Ana Gallardo e instalaciones de la artista húngara Agnes Denes (pionera del arte ambiental) o fotografías sobre la Antártida de Adriana Lestido.

    Entre las salas del espacio y el lenguaje, la transición casi imperceptible -si no se está atento a los detalles-, propone siluetas dibujadas y trae conceptualizaciones de Liliana Porter con la reconstrucción de una experiencia del 69 del Di Tella, donde reflexionaba sobre la realidad, y cómo opera el tiempo y el espacio para que el espectador termine completando la obra.

    La sala dedicada al lenguaje trata sobre su interpretación "a través de las artes visuales como un elemento político más allá de su valor simbólico y semiótico", señala Rosa. Allí la argentina Sarah Grilo -primera artista que gana la Beca Guggenheim, 1962- en Nueva York comienza a trabajar con un sentido artístico, visual las palabras en los graffitis callejeros y los integra en su obra.

    También está Marta Minujín con su performance "Leyendo las noticias" (1965), que toma el concepto "el medio es el mensaje" de Marshall MacLuhan, y vestida con un traje de periódico se introduce en el agua y las palabras se disuelven. Para Rosa se trata de "un acto poético fabuloso" donde Minujín pone "la corporalidad del mensaje en el cuerpo" con "la idea de que las noticias están construyendo nuestra realidad y subjetividad".

    La sala se despliega como si fuera un libro, con obras de Inés Drangosch, Mirtha Dermisache y Julia Masvernant y Leticia Obeid muestra cómo el cuerpo va dejando marcas en los libros.



    Margarita Paksa con su obra con tubos fluorescentes quiso trasladar el código matemático de Fibonacci a la luz. Alejandra Seeber con Burbujas de diálogo (2010), -para Rosa- este silencio dialoga con el video de Shirin Neshat "The Last Word" (La última palabra, 2003), donde el silencio es resistencia.

    También estarán Gachi Hasper, Leonora de Barros, Cecilia Szalkowicz, Inés Drangosch con sus mapas conceptuales, Julia Mavernat con Gestos Textiles (selección de frases encontradas que se resignifican en un contexto específico) y Lenora de Barros, y como una continuación de lo gráfico, pero en línea de cómic, el colectivo Chick on Comics.

    En el primer piso, la muestra cierra con el núcleo cuerpo, relacionado con las interpretaciones sobre políticas del cuerpo realizadas por las artistas y se muestran performatividades de género, construcciones de ideales de belleza, críticas a los roles establecidos como el de maternidad, el modo en que las identidades se construyen, "especialmente en la obra de Ana Mendieta y Flavia del Rin", cuenta Rosa.

    Otras artistas también presentes son Liliana Maresca, Louise Bourgeois y el cierre es con un video de Nathalie Djurberg, una obra sobre la trata, las violaciones y un determinado tipo de racialización y objetualización de las mujeres.

    Ocultar nota
  • Título: Un "mundo propio" en Fundacin Proa
    Autor: Mara Paula Zacharas
    Fecha: 13/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (LA NACION | Cultura | Arte y Cultura)

    El 2020 iba a ser el gran año de las mujeres artistas en los museos de Buenos Aires. En sus comienzos, se anunciaban muestras dedicadas a ellas en el Museo Nacional de Bellas Artes, el Malba, la Fundación Proa, el Centro Cultural Kirchner, la Usina del Arte y el Museo de Arte Moderno. A poco más de un mes de que el año se acabe, mañana abre por fin una gran colectiva, Crear Mundos , en Proa, con obras de más de 50 artistas y una premisa: mostrar otra manera de percibir el mundo a través de una sensibilidad que por siglos estuvo relegada. Recién la semana pasada se pudo visitar de nuevo la muestra que Malba le dedicó a Remedios Varó y la de Mildred Burton en el Moderno, temporarias eternas y solitarias, inauguradas antes de la pandemia. Y llegó a verse también por unas semanas antes de la muestra Women. Poder femenino en foco , una selección de más de 60 fotos del archivo de National Geographic en la Usina. Pero ahí las mujeres eran objeto de retratos y no autoras: lo mismo que en la gran parte de los acervos de los museos, las mujeres son modelos y no artistas. En marzo de 2018, cuando el colectivo Nosotras proponemos hizo la acción de iluminar solo la obra de artistas mujeres y dejar a oscuras el resto de las salas del primer piso del Bellas Artes, se puso en evidencia que sólo veinte obras quedaban en foco de las 270 exhibidas: un 7,4 por ciento. Por eso era muy esperada la muestra El canon accidental. Mujeres artistas en Argentina (1890-1950), con curaduría de Georgina Gluzman. En marzo será la primera exposición temporaria que se vea en el Pabellón. La otra colectiva reivindicatoria, Políticas del deseo: para todes, tode , que en el CCK reúne obras de más de 250 artistas de todo el país cerró recién inaugurada y sigue sin poder visitarse. La vuelta de Proa, entonces, con una muestra que había sido anunciada para marzo de este año, viene con hambre atrasada, luego de siete meses de cierres por cuarentena y la promesa postergada de revisitar depósitos con perspectiva de género. Crear Mundos reúne a 64 obras de artistas que a lo largo de veinticuatro años exhibieron su trabajo en exposiciones de esa institución, y se anuncia que en Proa21 habrá otro capítulo dedicado a las artistas más contemporáneas. "Es una visita al archivo de Proa, por donde pasaron más de 250 artistas mujeres. Algunas piezas son las que se vieron antes en sala, y en otros casos elegimos otras obras ", cuenta la investigadora María Laura Rosa, asesora académica de la muestra, que curan Cecilia Jaime y Manuela Otero. Por ejemplo, de Louise Bourgeois no volvió la gigantesca araña de hierro que fue sensación en la Vuelta de Rocha en 2011, sino que llegó de Nueva York una miniatura blanda y hermosa, Pregnant Woman (Mujer embarazada, 2003), que se exhibe como una joya, blindada en una vitrina. Otra pieza internacional es la esfera Globe , de Mona Hatoum, que es símbolo de la exposición. La selección abarca desde la segunda mitad del siglo XX a la actualidad, diversidad de latitudes y de técnicas, como el video, la fotografía, la instalación y la performance. Se organiza en cuatro núcleos: materialidad, espacio, lenguaje y cuerpos. Parte de una premisa de la científica y filósofa Dona Haraway. "Plantea que a través de las feministas, el vínculo y las miradas de las mujeres con el mundo se pueden generar otros espacios de sociabilidad y otros futuros para vivir mejor", explica Rosa. "Es una muestra de que no hay modo de justificar la menor presencia, hasta ahora, de obras de artistas mujeres en las colecciones de los museos. Para mí es muy emocionante participar de esta reunión", dijo Sinclair, presente en la preinaguración que reunió ayer a prensa y artistas. "Hay una deuda social. Esta es una oportunidad de equilibrarla y de propiciar diálogos", señaló la artista Alicia Herrero. "En la primera sala se ven las desjerarquizaciones que propiciaron las artistas a través del arte textil, los cruces entre arte y diseño, y las artes populares", explica Rosa. Desde los zapatos icónicos de Dalila Puzzovio a los de Nicola Costantino de peletería humana, pasando por un vestido de Delia Cancela que rinde homenaje a sus pares y la joyería mapuche de Teresa Pereda. "Mucha emoción de volver a mostrar una pieza de esa serie de obras de los 90 que me abrió inesperadamente un camino internacional", dice Herrero, autora de Estimado U$S 5.000.000.- Vaso Quianlang , una vasija china aplanada en una lámina de aluminio que señala la distancia entre la labor solitaria de los artistas y el mercado del arte. La cuestión del espacio se aborda desde los afectos, como en el caso de Ana Gallardo y sus dibujos de la Laguna de Zempoala. También, en el sentido de la tensión espacio doméstico-espacio público. Conviven un mueble recortado de Marcela Sinclair, planos urbano-poéticos de Gachi Hasper, un paisaje volumétrico de Marina de Caro (La isla de árboles turquesas) e imágenes de la intimidad de Cecilia Szalkowicz. La sala dedicada al lenguaje abraza a referentes como Mirtha Dermisache, Sarah Grilo, Marta Minujín, Margarita Paksa y Liliana Porter, junto con piezas contemporáneas como la serie de globos de silencio de Alejandra Seeber, las fotos de Leticia Obeid que registran cómo los cuerpos dejan marcas en los libros y un mural de palabras encontradas de Julia Masvernat. "Es una obra efímera de 2009, que volví a hacer con otra materialidad", cuenta esta artista. La última sala, en el segundo piso, tiene advertencias en su ingreso, porque se trata del cuerpo, que las mujeres bien saben poner para el arte. Recibe un enorme mural de cuerpos hegemónicos de Vanesa Beecroft, que desde otra pared cuestionan Ana Mendieta o Eleanor Antin. Autopercepciones de Flavia Da Rin o de Liliana Maresca. Poéticas en movimiento, como la videoperformance de Elena Dahn o la animación de Aili Chen. "Es necesario seguir haciendo muestras de artistas mujeres porque sigue habiendo mucha desigualdad en el sistema del arte. Esta no es una muestra con artistas feministas sino de todos los colores. Hay que mostrar como nuestras artistas son fabulosas y muchas veces han estado orilladas. Es una decisión política muy buena que Proa haya revisado su propio archivo a través de esa mirada", dice la curadora. El programa público es virtual y presencial, e incluye visitas guiadas con las artistas y las curadoras de la exhibición, clases, videos, audioguías en Spotify, proyecciones y un ciclo de danza coordinado por Andrea Servera, una instalación de sitio específico de la mano de Gabriela Golder y Mariela Yeregui. Las visitas son de jueves a domingo, con ingreso gratuito hasta el 30 de noviembre, con previa reserva de entradas por la página proa.org y protocolo sanitario. La pandemia sigue, pero el arte vuelve a rodar. Por: María Paula Zacharías Conforme a los criterios de Más información Mona Hatoum - Globe (Globo), 2007 Acero dulce, 170 x 170 cm Colección Silvia y Hugo Sigman, Buenos Aires. Crédito: Prensa Crear Mundos Liliana Maresca. St, 1983. Crédito: Prensa Crear Mundos Ana Mendieta, sin título, Variaciones Cosméticas Faciales. Crédito: Prensa Crear Mundos

    Ocultar nota
  • Título: LA MUESTRA CREAR MUNDOS RECUPERA LA MIRADA DE LAS MUJERES EN LA REAPERTURA DE FUNDACIN PROA
    Autor: FUENTE TELAM
    Fecha: 13/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Grupo La Provincia)

    Fundación Proa reabre sus puertas al público este sábado con la muestra "Crear Mundos", tras varios meses de espera, con un repaso de los 24 años de su archivo sobre artistas que estuvieron presentes en su espacio como Marta Minujín, Liliana Porter, Alicia Herrera, Liliana Maresca y Louise Bourgeois, entre otras, en una nueva narrativa temática sobre materialidad, espacio, lenguaje y cuerpo.

    "Crear Mundos" se presenta como un legado que retoma la emergencia de los movimientos de mujeres, cuestionamientos políticos, prácticas, micropolíticas, denuncias, incomodidades, saberes disímiles visibilizados en nuestro país en la emergencia del Ni Una Menos en el 2015 y la irrupción del feminismo como fuerza avasallante en la agenda pública de Occidente con el MeToo (2017), que desemboca en una variedad de apropiaciones en la esfera de los espacios de exhibición.

    La Fundación Proa no es ajena a ese universo y luego de una larga pausa de casi ocho meses reabre sus puertas al público con esta exposición que traza un despliegue en el que se entrecruzan artistas y materialidades diversas.

    Con el asesoramiento académico y guión curatorial de la investigadora María Laura Rosa y curaduría de Cecilia Jaime y Manuela Otero, "Crear Mundos" puede visitarse de manera gratuita del 14 al 31 de noviembre, con reserva previa.

    La pausa de estos meses incentivó la presencia virtual de Proa con cursos, conferencias y adelantos de la muestra programada desde el año pasado para ser estrenada a fines de marzo, después de la de Anish Kapoor, y que el 24 de octubre fue estrenada virtualmente en Instagram el marco de la acción Los Museos Iluminan y acompañada por videodanza.

    "Estamos muy contentos. Esta muestra está compuesta por más de 50 artistas nacionales e internacionales y de diversas generaciones, se dividió en varias salas y en cada una se mezclan técnicas, hay fotografía, video, pintura y obras. Es una muestra muy universal, muy contemporánea que brinda un panorama muy actual de lo que está pasando en el arte en este momento", expresa Adriana Rosenberg, presidenta de la Fundación Proa.

    En ese sentido, indica que la idea de la exposición, que iba a inaugurarse el 20 de marzo, "surge por todo el debate de recuperar la historia de la mujer" y señala: "Como a lo largo de Proa tuvimos más de 200 mujeres, esta muestra es una selección de alguna de las obras, y un homenaje a nuestra historia, a las mujeres, al archivo".

    "Crear Mundos" retoma la frase de Donna Haraway "qué materiales usamos para pensar otros materiales, qué cuentos contamos para contar otros cuentos y qué historias hacen mundos" a partir de los 24 años del archivo de Proa y a través de las artistas que pasaron por sus exposiciones, y de las 250 se seleccionaron 64.

    De esta manera las artistas seleccionadas reflexionan sobre problemáticas asociadas a los materiales y elementos de la vida cotidiana, la relación con el espacio, las sutilezas del lenguaje y el lugar del cuerpo como soporte, material y metáfora.

    La exposición se organiza en cuatro núcleos temáticos bien definidos: la materialidad, el espacio, el lenguaje y cuerpos (que tendrá una restricción de edad para su acceso). En los descansos de la escalera, como acompañamiento, está la frase de Haraway y un ploteo de Chick on Comics, un colectivo de historietas que expuso a fines de 2016, conectando públicos desconocidos entre sí.

    El recorrido inicia en la sala dedicada a la materialidad con "Globe" (2007), de la artista palestino-británica Mona Hatoum, en la que se amplían las categorías de arte y se muestran "las relaciones que históricamente han desarrollado a lo largo del siglo XX y XXI las artistas con los materiales, saltando fronteras y generando esta desjerarquización de las artes entre artes mayores, menores, diseño, artesanías, artes populares y diferentes lenguajes, textiles", explica Rosa.

    La investigadora señala que se evidencia el modo en que "las mujeres han saltado jerarquías, han roto compartimentos estancos entre alta cultura y baja, textiles, arte de la aguja, pintura, diseño" y así se exhiben las obras de Mónica Millán, Mónica Giron, Mariela Scafati, Mini Zuccheri, Delia Cancela, Dalila Puzzovio y Nicola Costantino que abren el juego sobre consumo e indumentaria, y se suma la mirada sobre el mercado del arte de Alicia Herrero.

    La siguiente sala es "una interpretación de espacio en sentido amplio", que según indica Rosa implica "un espacio público, privado, íntimo, emotivo, de denuncia" en el que se puede ir pasando "por diferentes interpretaciones de la naturaleza y el paisaje", e incluye obras de Ana Gallardo e instalaciones de la artista húngara Agnes Denes (pionera del arte ambiental) o fotografías sobre la Antártida de Adriana Lestido.

    Entre las salas del espacio y el lenguaje, la transición casi imperceptible -si no se está atento a los detalles-, propone siluetas dibujadas y trae conceptualizaciones de Liliana Porter con la reconstrucción de una experiencia del 69 del Di Tella, donde reflexionaba sobre la realidad, y cómo opera el tiempo y el espacio para que el espectador termine completando la obra.

    La sala dedicada al lenguaje trata sobre su interpretación "a través de las artes visuales como un elemento político más allá de su valor simbólico y semiótico", señala Rosa. Allí la argentina Sarah Grilo -primera artista que gana la Beca Guggenheim, 1962- en Nueva York comienza a trabajar con un sentido artístico, visual las palabras en los graffitis callejeros y los integra en su obra.

    También está Marta Minujín con su performance "Leyendo las noticias" (1965), que toma el concepto "el medio es el mensaje" de Marshall MacLuhan, y vestida con un traje de periódico se introduce en el agua y las palabras se disuelven. Para Rosa se trata de "un acto poético fabuloso" donde Minujín pone "la corporalidad del mensaje en el cuerpo" con "la idea de que las noticias están construyendo nuestra realidad y subjetividad".

    La sala se despliega como si fuera un libro, con obras de Inés Drangosch, Mirtha Dermisache y Julia Masvernant y Leticia Obeid muestra cómo el cuerpo va dejando marcas en los libros.

    Margarita Paksa con su obra con tubos fluorescentes quiso trasladar el código matemático de Fibonacci a la luz. Alejandra Seeber con Burbujas de diálogo (2010), -para Rosa- este silencio dialoga con el video de Shirin Neshat "The Last Word" (La última palabra, 2003), donde el silencio es resistencia.

    Otras artistas presentes son Gachi Hasper, Leonora de Barros, Cecilia Szalkowicz, Inés Drangosch con sus mapas conceptuales, Julia Mavernat con Gestos Textiles (selección de frases encontradas que se resignifican en un contexto específico) y Lenora de Barros, y como una continuación de lo gráfico, pero en línea de cómic, el colectivo Chick on Comics.

    En el primer piso, la muestra cierra con el núcleo cuerpo, relacionado con las interpretaciones sobre políticas del cuerpo realizadas por las artistas y se muestran performatividades de género, construcciones de ideales de belleza, críticas a los roles establecidos como el de maternidad, el modo en que las identidades se construyen, "especialmente en la obra de Ana Mendieta y Flavia del Rin", cuenta Rosa.

    Otras artistas también presentes son Liliana Maresca, Louise Bourgeois y el cierre es con un video de Nathalie Djurberg, una obra sobre la trata, las violaciones y un determinado tipo de racialización y objetualización de las mujeres.



    Ocultar nota
  • Título: Danza
    Autor: Agenda Radar
    Fecha: 08/11/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Pgina12)

    Volver el cuerpo al espacio Fundación Proa convoca a la coreógrafa y bailarina Andrea Servera para realizar junto a la colaboración de seis intérpretes un ciclo de video danza. Inspiradas en las artistas que conforman la muestra Crear mundos, y dialogando con sus obras, crearon sus propias piezas feministas y tomaron las salas de Proa y Proa21 para reflexionar sobre el presente y el cuerpo. Las cuatro piezas que se presentan en el marco del ciclo son Galope, Iridiscente, Resplandor y Sustancia, creadas colectivamente por la coreógrafa y por las intérpretes Andres Andino, Gisel Vilugron, Valeria Polorena, Mariela Puyol, Romina Sosa y Ana Deutch. Este ciclo promueve repensar cómo a través de la danza se puede reflexionar sobre el presente y la mutación del cuerpo dentro de un espacio de arte, un espacio que le da a los bailarines la posibilidad de desplegar las ganas de volver a bailar y sentir el vértigo. La música es de Pato Smink y el vestuario a cargo de Victoria Otero. El registro de video y la edición son de Sofía Mele. Los domingos de noviembre se estrenan Iridiscente, Resplandor y Sustancia.

    A las 17, a través del canal de Fundación Proa en www.youtube.com.ar

    Ocultar nota
  • Título: Los Museos impacientes por que se haga la luz
    Autor: March Mazzei
    Fecha: 30/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Revista - Diario Clarin)

    Más de 50 instituciones culturales y museos del país entre ellos, Bellas Artes, Malba, el Moderno y Proa iluminan sus fachadas este viernes, invitan a sus veredas y programan actividades, exhortando a las autoridades por la demorada reapertura.

    Ocultar nota
  • Título: Reabren? Por la vuelta: ms de 40 museos iluminarn sus fachadas y harn actividades virtuales y presenciales
    Autor: March Mazzei
    Fecha: 30/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Clarin.com Cultura)



    Ocultar nota
  • Título: Por la vuelta Luces de esperanza: los museos se encendieron para sealar su importancia
    Autor: March Mazzei
    Fecha: 26/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Clarin.com Cultura)

    Proa. Entre los museos iluminados.

    -
    Por la vuelta  Luces de esperanza: los museos se encendieron para señalar su importancia
    -
    Apenas pasadas las 20 un guardia de seguridad entreabrió la puerta principal del Museo Nacional de Bellas Artes y asomó la cabeza, como para corroborar con sus propios ojos que el gran edificio sobre Avenida Del Libertador estuviera, después de muchos meses, completamente iluminado. Incluso las luces led de la escalera brillaban. Como el gran museo, más de 50 instituciones culturales de todo el país iluminaron el viernes por la noche sus fachadas de manera simultánea para destacar su valor esencial para la comunidad, en medio de una demorada reapertura.#LosMuseosIluminan se llama la iniciativa de la Red Argentina de Museos y Espacios de Arte (RAME), fundada por Malba, el Museo Moderno, Fundación Proa y Bellas Artes al comienzo de la pandemia con la idea de armar en conjunto el protocolo más adecuado y ya se consolida como una plataforma para futuros proyectos. Este domingo 25, habrá actividades virtuales y presenciales.A pocas cuadras de allí, los caminantes y ciclistas habituales descubrieron al Malba con más luminarias que de costumbre. Una luz que reveló los ploteos sobre el vidrio de las muestras todavía montadas dentro, como en un mundo detenido, pero también los senderos demarcados en el suelo para circular, en un indicio de inminentes cambios.

    El Malba. Parte de la inciativa para señalar el lugar de los museos. Foto Emmanuel Fernández

    El viernes también fue el día en que las autoridades de la Ciudad -donde están los museos fundadores de RAME- anunciaron la autorización para abrir. Un primer paso en el camino que tiene por delante la aprobación del protocolo por parte del Gobierno Nacional, y la puesta en marcha de, por ejemplo, la reserva de turnos vía web y el control estricto de visitantes dentro del edificio, prácticas que los museos locales no tenían entre sus tareas.Mientras la onda verde por Figueroa Alcorta proveía de una fluida manada de vehículos, la vereda ofrecía una imagen del proceso: las mesas comunitarias del café Ninina convertidas con cinta de advertencia en mesas para dos en contraste con el subibaja vacío de Pedro Reyes. Leverage se llama la obra del artista mexicano emplazada esta semana en la explanada que se pondrá en funcionamiento, siempre regulado, cuando el museo pueda recibir visitantes. Funciona como alegoría de la desigualdad (utiliza un término financiero), a la vez que destaca el potencial de la influencia social, indispensable para el juego.

    Proa. Entre los museos iluminados.

    En otro extremo de la ciudad, el Ministro de Cultura porteño Enrique Avogadro estaba entre el pequeño grupo que, desde la vereda de enfrente, vio iluminarse de a uno los ventanales del Museo de Arte Moderno sobre la Avenida San Juan.Todos aplaudieron la iniciativa, según se pudo ver en la transmisión en vivo por la cuenta de Instagram del museo. En Fundación Proa, la acción que se mantendrá todo el fin de semana consiste en una instalación lumínica de Jorge Pastorino, Intermitencias, que emite luz desde el edificio en lugar de ser proyectada.El quizás modesto espectáculo de edificios iluminados, simbólicamente contundente, continuará con una agenda de actividades, híbrida entre virtuales y presenciales, en medio de la «lucha por la presencialidad», como afirmó en la conferencia de prensa de RAME Andrés Duprat, director de Bellas Artes. Habrá visitas guiadas por muestras transmitidas en vivo por redes, una exhibición colectiva efímera en los muros exteriores del Moderno, videoperformance en PROA21, entre otros eventos.Y con música de Ginastera, unas cien obras emblemáticas de la colección de Bellas Artes se proyectarán sobre el edificio este domingo. Una manera poética en que las obras pujan por salir del edificio, en palabras de Duprat, hacia el reencuentro con su público fiel, y como un hallazgo para los transeúntes del atardecer.PK



    Ocultar nota
  • Título: Crear Mundos Exposicin en La Boca
    Autor: Redaccin
    Fecha: 26/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Arte Informado)


    El sábado 24 de octubre de 2020 a las 17h, Fundación Proa inaugura de manera virtual en vivo — vía Instagram Live (@fundación_proa) —, junto a las artistas participantes, la sala 1 de la exhibición CREAR MUNDOS. Se presenta un extenso programa público virtual que permite un recorrido online por la sala y acerca al público general los contenidos presentados, optimizando al máximo los recursos disponibles durante el cierre temporal de las instalaciones.

     

    Ocultar nota
  • Título: Crear Mundos
    Autor: Redaccin
    Fecha: 24/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Arte Informado)

    Descripción de la Exposición

    El sábado 24 de octubre de 2020 a las 17h, Fundación Proa inaugura de manera virtual en vivo — vía Instagram Live (@fundación_proa) —, junto a las artistas participantes, la sala 1 de la exhibición CREAR MUNDOS. Se presenta un extenso programa público virtual que permite un recorrido online por la sala y acerca al público general los contenidos presentados, optimizando al máximo los recursos disponibles durante el cierre temporal de las instalaciones. Las artistas Delia Cancela, Nicola Costantino, Mónica Giron, Mona Hatoum, Alicia Herrero, Mónica Millán, Dalila Puzzovio, Mariela Scafati y Mini Zuccheri presentan un conjunto de piezas en las que se destacan los procedimientos constructivos para la elaboración de obras de arte y la versatilidad de las prácticas artísticas. Un destacado y original cuerpo de obras que transita desde los dibujos de mujeres célebres de la historia en un sutil vestido, hasta los anónimos atuendos utilizados y construidos con la joyería mapuche. Los objetos del mundo cotidiano, son los elementos que las artistas toman para sus obras y nos introducen en este universo de materialidades que cuestionan los límites del campo artístico. La selección está atravesada por distintos ejes que permiten varias conexiones y niveles de lectura ampliando los Iímites entre arte, artesanías, oficios y generando un nuevo mapa de relaciones e interrogantes. Con la asesoría académica de María Laura Rosa y la curaduría de Cecilia Jaime y Manuela Otero, CREAR MUNDOS parte desde la segunda mitad del siglo XX a la actualidad, cubriendo técnicas y soportes contemporáneos como el video, la fotografía, la instalación y la performance, a través de las diversas generaciones y culturas a nivel global. CREAR MUNDOS - TEXTO CATÁLOGO (FRAGMENTOS) Dra. María Laura Rosa Aprendí que las alturas estaban en mis sueños. Dalila Puzzovio El estatus artístico de los objetos está determinado por su valor simbólico. Como portadores de señales reconocidas y reconocibles en un determinado contexto cultural, ellos mismos construyen relaciones a la vez que reflejan una particular interpretación del mundo. Sin embargo, hoy nos encontramos abiertos al juego interdisciplinario que subvierte jerarquías y trastoca viejos prejuicios. A lo largo del siglo XX la permeabilidad de los lenguajes del arte liman suspicacias y debilitan fronteras, ingresando otros puntos de vista e interpretaciones ideológicas que hacen tambalear conceptos canónicos de las disciplinas artísticas como la calidad y el buen gusto. Las discusiones históricas dedicadas a la distinción entre artes mayores y menores, o entre bellas artes y artes decorativas, siendo estas últimas consideradas inferiores, pierden sentido en nuestro presente. (...) Una cuestión a destacar es el tema de la domesticidad en las mujeres, quienes aún continúan siendo educadas para aguantar sus demandas. Dicha situación conduce a la división sexual del trabajo, la cual se sostiene a través de la educación diferencial de los géneros que se encuentra vigente, sin cuestionamientos, en varios lugares del mundo. Es por ello que lo doméstico es el lugar silencioso que, con frecuencia, sostiene la función pública del varón: más allá de que las mujeres se incorporen al ámbito laboral durante el siglo XX, no por ello dejan de cumplir con las tareas domésticas. En relación con esto, el mundo de la domesticidad ingresa al campo del arte con las artistas feministas de los años 70 —primero anglosajonas y europeas, luego latinoamericanas—, lo cual origina una profunda crítica a su sistema y jerarquías. En este proceso, reivindican privadas, autobiográficas. Las artes de la aguja, los wallpapers, los diferentes diseños —de objetos e indumentaria, decoración, joyas, etc.—, son empleados en la creación de nuevos relatos. Las labores —aquello que no es arte ni artesanía—, vinculadas a la idea de trabajo no remunerado, característico de la domesticidad, cambian su estatus y con ello abren el juego de la superposición de narrativas, exponiendo posiciones críticas, ironizando prejuicios históricos y reflejando creencias espirituales. El material es pensado más allá de la forma, adquiriendo nuevas categorías que van desde lo tangible hasta lo identitario, y se transforma en reivindicación, poesía, autobiografía. La teórica feminista Donna Haraway, en su libro Staying with the Trouble (2016), hace hincapié en la importancia de saber: “(...) qué materiales usamos para pensar otros materiales, qué cuentos contamos para contar otros cuentos y qué historias hacen mundos.” [Haraway, Donna (2016). Staying with the Trouble: Making Kin in the Chthulucene (p. 108). Durham: Duke University Press.] En ese sentido, las artistas amplían las fronteras entre artístico y no artístico, entendiendo que todos los encuentros implican una interconexión. Los objetos, a medida que se van cargando con las experiencias de las creadoras y disparan asociaciones en las y los espectadoras y espectadores, van ganando en historias. ACERCA DE LAS OBRAS Desde sus comienzos, Delia Cancela introduce al lenguaje de la moda en su producción, convirtiéndolo en un elemento central. Pinturas, figurines, ilustraciones, dibujos, diseños de patrones para tela, vestuarios para obras de teatro, retratos y grabados — entre muchos otros —, son los recursos a los que esta multidisciplinaria artista recurre. Su producción oscila entre la fluidez del mundo del arte, el diseño y sus implicancias con el universo de lo femenino. En Homenaje a Mujeres Artistas, la artista emplaza sobre un maniquí sin rostro, un delantal intervenido con inscripciones en tinta y retratos de mujeres creadoras de relevancia histórica como Raquel Forner, Sonia Delaunay, Sophie Tauber, Suzanne Duchamp, Rosa Bonheur, Paula Modersohn, Natalia Gontcharova, Marie Laurencin, Mariette Robustiano, Louise Bourgeois, Leonora Carrington y Remedios Varo, entre otras. En este caso, su interés en lo textil trasciende la bidimensionalidad y se traslada al espacio en un delantal erguido con una larga cola repleta de rostros de mujeres. La selección de retratos, recupera a partir de casos puntuales, las luchas universales de las mujeres, evidenciando las históricas desigualdades de género en el ámbito artístico. La elaboración artística sobre soportes textiles es algo habitual en su trayectoria, así como también los procesos de creación colectiva. En este caso, con la colaboración de La Banda de las Agujas, varias mujeres participan en el proceso de costura que documenta y releva rostros de mujeres que tuvieron una visibilidad excepcional en los relatos canónicos en distintos momentos de la historia. “Ella [Simone de Beauvoir] hablaba de algo que yo sentía: cuál era el rol de la mujer, por qué no podíamos hacer ciertas cosas las mujeres, por qué había que vestirse de determinada manera. Cuando yo era chica, los atributos femeninos tenían que estar a la vista y yo detestaba todo eso, toda esa cosa del físico, de lo femenino y lo masculino. Cuando leí a Simone de Beauvoir entendí muchas cosas que no podía explicar con mis propias palabras.” Los proyectos de Nicola Costantino recurren sistemáticamente a motivos y temas que la obsesionan: partes del cuerpo humano, comida, calcos de animales y a su propia imagen, con la intención de cuestionar y reflexionar sobre la violencia intrínseca en el mundo de la moda. En la serie Peletería Humana, una de las más reconocidas de su trayectoria, la artista demuestra su destreza en el ámbito del diseño, la costura y la confección. Este proyecto, reúne piezas cuya precisión remite al tratamiento de la alta costura, no solo en su atención a los detalles, sino en la alusión directa a marcas del mundo de la moda. Tres carteras Hermès de tetillas masculinas, Birkin, Kelly y Mini Kelly (2006) parte de modelos preexistentes de la conocida marca internacional Hermès y los rediseña reemplazando el cuero animal por una emulación de la piel humana. Los motivos seleccionados (pezones masculinos, ombligos y anos), exhiben sin censura partes del cuerpo que usualmente son cubiertas por la vestimenta. La composición a partir de fragmentos alude a la violencia y también al proceso de objetivación del cuerpo humano, muchas veces tomado como objeto de consumo. La decisión de tomar como referencia para la elaboración de los calcos, modelos de pezones masculinos, invierte, mediante la manipulación y exhibición, la permanente sexualización del género femenino. La minuciosidad en el proceso de manufactura, y la provocación que subyace a los temas trabajados, ofrecen una mirada crítica frente a la frivolidad del consumismo desenfrenado de nuestro mundo contemporáneo. “Mis conceptos, ya de por sí ʻmatéricosʼ, vienen con el medio para realizarlos incorporado. Incluso puedo pensar mis obras como el resultado de una ecuación cuyos factores son técnicas que he ido aprendiendo a dominar. La Peletería humana es confección, cuerpo humano calcado con molde de alginato, más diseño en tela de silicona conforme a técnicas que de hecho se usan en peletería.” El proceso creativo de la artista Mónica Giron está fuertemente marcado por su biografía. Su infancia en la la Patagonia Argentina y la experiencia sublime del vasto paisaje del sur del país, se constituyen como campo, materia y metáfora de toda su producción artística, que a su vez reviste múltiples capas de interpretación sensible y conceptual. Los tejidos presentados — pulóver y medias para cóndor, colibrí cabeza de granate y caburé patagónico —, forman parte de la instalación Ajuar para un conquistador (1993) en la que recrea a partir de pequeños ‘abrigos’ de lana merino tejida, la fisionomía de aves patagónicas en peligro de extinción. El título remite, por un lado, a la historia geopolítica de este territorio específico, apropiado por múltiples culturas a lo largo de los años y, por el otro, retoma poéticamente el conflicto urgente de la extinción de las especies patagónicas representando la ausencia de los cuerpos mediante la sutil manufactura de pequeños abrigos. La carga simbólica contenida en el concepto de conquista, es además elaborada en los materiales y la técnica: Tanto la lana merino —oveja de origen español—, como los botones —moneda de cambio con las culturas originarias—, y la técnica del tejido a dos agujas, son todos elementos de origen europeo. La obra se constituye así como una propuesta que se origina en la experiencia subjetiva de la artista, y se complejiza conceptualmente en una crítica social frente al ejercicio de dominación del hombre hacia el hombre y del hombre hacia la naturaleza. “Aprendí a tratar de adaptar la técnica o la materialidad del trabajo a la imagen que quiero plasmar para que, en la medida de lo posible, la forma y la representación construidas mantengan una relación estructural esencial. (...) para realizar una obra de arte que es una suerte de reflexión sobre el paisaje —que es de por sí una construcción cultural— no sólo se van a traducir algunos aspectos de las muchas impresiones sensoriales o anímicas de un espacio físico-temporal particular, sino que también se va a negociar con el material físico (real, imaginario y simbólico) con el que esa impresión o sentido se materializa cuando se plasma como obra de arte y deviene representación.” El desplazamiento, el exilio y el hogar son temáticas recurrentes en la producción de la artista palestino-británica Mona Hatoum. Los objetos domésticos, utilizados de manera recurrente en su obra, revelan nuevos sentidos vinculados a la violencia y dejan entrever cualidades amenazadoras, que le son ajenas en su uso cotidiano. Dentro de la obra de Hatoum, existe un importante grupo de instalaciones y esculturas que configuran un paisaje de formas hechas de grillas, rejas, jaulas, y rígidas estructuras metálicas, arquitectónicas por su diseño, pero que remiten precisamente a la arquitectura del confinamiento y el encarcelamiento, con un poderoso sentido de encierro y violencia. Este globo con aspecto de jaula tiene el tamaño aproximado de una persona de estatura media, y tiene el mismo grado de inclinación que el planeta Tierra. Con barras de metal entretejidas a la manera de barrotes de ventana medievales, la escultura parece una enorme y pesada jaula a punto de salir rodando. En Globe, el globo ha sido despojado de sus fronteras geográficas y políticas, para crear un espacio mínimo de encarcelamiento, que apenas alcanza para una persona. La desterritorialización y la reterritorialización, vivenciadas en primera persona por la artista durante su juventud, nos habilita a interpretar varios de sus trabajos desde los estudios postcoloniales. La grilla regular de las barras — barrotes — de hierro, reemplaza a las fronteras geográficas y políticas típicas de un mapamundi, transformando metafóricamente nuestro hábitat en una jaula atravesada por infinitas disputas, un espacio amenazante del que no tenemos escapatoria. A lo largo de su carrera, la artista Alicia Herrero recurre a múltiples técnicas y materiales para abordar cuestiones como el lenguaje, la economía, el derecho o las problemáticas de género, desde técnicas tan variadas como el grabado, el video, la performance, la pintura o la instalación, con una búsqueda siempre orientada al cuestionamiento del orden establecido. Dos ejes son recurrentes en su obra: por un lado, el uso de objetos cotidianos — principalmente aquellos circunscritos al ámbito de lo doméstico — y, por el otro, las referencias al mercado del arte, a la producción, circulación y consumo, de bienes culturales y/o artísticos. En Estimate U$S 5.000.000.- Quianlang Vase (1998), la artista parte de la imagen de una porcelana china publicada en un catálogo de subasta y la somete a un proceso de dilatación y transformación, mediante un patrón derivado del pasaje de dólares a centímetros. Las variaciones resultantes en el objeto resultan del aumento o disminución del precio de la obra subastada, alterando y deformando la pieza según su valor de mercado. Mediante desplazamientos de sistemas de medición y de comunicación visual, esta serie de obras tiene como objetivo visibilizar el problema del valor y la distorsión que este ejerce sobre la obra de arte. “Me interesaba producir atención sobre aquellos objetos que están todo el tiempo alrededor de nuestro cuerpo, objetos que al generarse una pequeña distancia con ellos, al ponerlos bajo una luz, al tomar perspectiva, forjan una composición equis en un espacio artístico, y comienzan a arrojar otros simbolismos.” Con un amplio y heterogéneo registro de materiales y procedimientos, Mónica Millán expone en su producción artística una delicada manufactura. Las relaciones entre el hombre, el trabajo y la naturaleza son retomadas en sus dibujos, bordados, esculturas e instalaciones. La obra aquí presentada fue realizada en el contexto de una gran exhibición del mismo título que tuvo lugar en 2002-03. La instalación original, producto de un trabajo procesual e interdisciplinario, comprende elementos heterogéneos como dibujos a lápiz sobre papel, video, tejidos de algodón con encaje, adobe y elementos de mobiliario de madera. La obra tiene su origen en el año 2002, cuando, becada por el Instituto Rockefeller y asesorada por el ensayista crítico de arte Ticio Escobar, la artista se dedicó a estudiar el trabajo de los pobladores de una pequeña localidad llamada Yataití, ubicada a 180 km de la capital paraguaya. Allí, muchas mujeres se dedican al tejido, bordado de ao poi (tela fina o angosta, en guaraní) y a las construcciones en delicado encaje yu, técnica en la que está realizada la pieza exhibida. Luego de un exhaustivo trabajo de observación sobre la técnica de estas tejedoras, los paisajes circundantes y el clima, Millán materializa sus investigaciones en la exhibición El vértigo de lo lento. Conformada por la estructura de un termitero — nido que construyen las termitas como refugio para vivir —, la pieza en exhibición forma parte de este extenso proyecto. El textil, modelado inicialmente en adobe y posteriormente recubierto con el tejido presentado, es entendido por la artista como un componente más de la naturaleza. El proyecto surge como resultado del trabajo en comunidad y de las relaciones originadas en este encuentro. “Encajes-paisajes pensados por mí y hechos por ellos. Dibujos-retratos. Las guaridas, de tierra amasada, hogar de las termitas, reflejo del paisaje”. Dentro de la escena cultural de la década de los años 60 y en todo su recorrido artístico, Dalila Puzzovio se destaca por transformar ciertos objetos — plataformas, osos, yesos ortopédicos — en íconos y referentes de su obra. Fusiona elementos de distinta naturaleza, selecciona materiales y colores poco convencionales, como el flúo, el vinilo, para sus creaciones dentro de una tendencia generalizada del estilo pop art de nuestro país. Las plataformas exhibidas forman parte de la Colección “El Deslumbre” (2011), inspirada en su mítica Dalila doble Plataforma, obra con la que ganó en 1967 el II Premio Internacional del Instituto Di Tella. Este proyecto, presentado en Arteba 2011, recrea el ambiente de una tienda de zapatos donde se expusieron los calzados originales. La obra, instalada dentro de un espacio ploteado con una gigantografía con la imagen de la artista, invitaba al público a probarse los zapatos y desfilar en la pasarela especialmente instalada para la ocasión, desdibujando de esta manera las fronteras entre arte, moda y performance. “Resultaron ser un objeto del mañana en un contexto de redefinición. Nunca fueron tomas errantes en el paisaje moderno; fueron de tonalidades flúor indecisas en ese mundo previo a los años 60. Asumí que debían desaparecer los zapatos blancos de verano y los marrones de invierno. Aprendí que las alturas estaban en mis sueños.” La obra Niñ* (2015) de Mariela Scafati, artista que a lo largo de su carrera refleja una constante crítica al lenguaje de la abstracción geométrica, llegando incluso a su expansión y subversión, trabaja la cuestión del cuerpo ausente y cuestionamiento de los límites. Niñ* propone lecturas que van más allá de la discusión arte/artesanía, aunque trata también de la porosidad de límites entre los géneros. La ambigüedad de la obra apela a la interpretación amplia del significado de género, dado que abre a la relación que podemos establecer con las temáticas artísticas así como también con las disidencias sexo genéricas. Scafati sexualiza al objeto textil, lo vuelve cuerpo erótico, deseado. Niñ* va más allá de los géneros establecidos: la obra es un cuerpo que muestra la práctica del bondage, la geometría emerge entre sogas como rastro ornamental, como tatuaje textil de una corporalidad transgresora. Sin embargo la referencia a la infancia nos lleva a cierta fantasía íntima que se filtra a través de la pieza. Al respecto, la artista comenta: “Ya venía jugando con cuerdas en relación con el cuerpo del espectador: les decía ‘acostate en el piso’ y subía y bajaba una obra que colgaba del techo sobre su cuerpo. Cuando surge la asociación con “cuánto puede un cuerpo” [en relación con la obra del filósofo Spinoza], empecé a meterme con el bondage. (...) La acción del bondage la tomo como un juego, como un acto de liberación. (...) Yo siento que es una obra que tiene que ver con lo íntimo, con mis fantasías.” Mini Zuccheri llega al mundo del vestuario desde la plástica. Estudió Artes en la Universidad Nacional de La Plata, eso se ve en sus dibujos y figurines, en el cuidado por los detalles, en la soltura de la línea y en la creatividad compositiva. En Vestuario (2020) la artista presenta una propuesta site specific que reconstruye los vestuarios realizados para la ópera de Giuseppe Verdi, Un Ballo in Maschera, encargada por el teatro Colón. Esta obra fue parte de la exhibición “Giuseppe Verdi. Instalaciones: escenografía y vestuario” que tuvo lugar en Proa en 2001. La obra consta de dos elementos: por un lado, un dibujo mural conformado por una serie de moldes trasladados a la pared mediante un trabajo minucioso de cálculo y observación, y por otro, un elemento corpóreo, un vestido realizado en papel, que se desprende por su volumen más allá de los límites del muro hacia el espectador. Este tipo de creación reconstruye los pasos del proceso creativo hasta materializarse en un objeto y da cuenta de la importancia del trabajo manual de todas las personas que están detrás de escena, en este caso, en el mundo del teatro. “El mural, con los vestidos que funcionan como desprendimientos del dibujo de línea en la pared, habla de esa fuerza que se apodera del espacio.” PALABRAS DE ARTISTAS (FRAGMENTOS) “Me interesaba utilizar un delantal, iba a empezar a llenarlo de mujeres. Yo trabajo con “mis favoritos”. Estas, son “mis favoritas”. Entre esas mujeres, hay una artista que se llama Rita Renoir, ¿qué artista es Rita Renoir? En realidad, era una stripper de los años 60, que yo la había visto filmada. Me encantaba la idea de hacer un stripptease, soy demasiado tímida, y nunca lo hice. (...). Son mujeres, de golpe está Agnes Varda, también hay pintoras; y así comenzó, tengo una lista enorme, enorme, de artistas, pero bueno, fui eligiendo y faltan... Todo esto es un work in progress. Somos tantas, todavía no llegué a ahora, a las contemporáneas. Me falta seguir con todo esto.” Delia Cancela “Soy hija de una diseñadora de moda y un cirujano, esas dos cosas estaban muy presentes. Uno empieza a trabajar con lo que mejor sabe hacer, lo que más dominás, y para mi, eso era la moda. Creo que no fui consciente en ese momento, yo no entendía por qué despertaba tanto interés y me invitaban a muestras internacionales. Claro después me daba cuenta que el peso, lo diferente, era que eran objetos, algo escultórico un objeto que te podes poner, de uso, una cosa real y en ese momento, incluso hasta ahora, no había la producción de objetos, y escultura es mucho menor a la digital y de fotografía. Creo que eso hizo la diferencia por la que valía la pena incluir mi trabajo y no el de otros que estaban en el tema del cuerpo. Era la época del cuerpo y la identidad.” Nicola Costantino “Me interesaba prestar atención en aquellos objetos que están todo el tiempo alrededor de nuestro cuerpo, objetos que, al generarse una pequeña distancia con ellos, al ponerlos bajo una luz, al tomar perspectiva, forjan una composición equis en un espacio artístico, y comienzan a arrojar otros simbolismos.” Alicia Herrero “Encajes-paisajes pensados por mí y hechos por ellos. Dibujos-retratos. Las guaridas, de tierra amasada, hogar de las termitas, reflejo del paisaje.” Mónica Millán “Bajando el ADN de la doble plataforma desaté el silencio alborotado de los arty-shoes. Resultaron ser un objeto del mañana en un contexto de redefinición. Nunca fueron tomas errantes en el paisaje moderno; fueron de tonalidades flúor indecisas en ese mundo previo a los años 60. Asumí que debían desaparecer los zapatos blancos de verano y los marrones de invierno. Aprendí que las alturas estaban en mis sueños. Antes había pintado el vacío oriental, le había arrancado los yesos ortopédicos a los pacientes antes de curar, ironicé con las coronas mortuoria, inventé gestos, sentimientos y objetos que habitan luego de cincuenta años la mitología que, sin duda, no ha sido pensada como una ciencia exacta. Mis autorretratos, las dobles plataformas, el póster panel ¿Por qué son tan geniales? despertaron y despiertan pasiones fulminantes. Lo he comprobado físicamente también, han trascendido el estatus de fetiches para transformarse en íconos, a veces imperdonables. A través de estos años pareció que cambié, pero en todas las obras que realicé en arte, arquitectura o moda sobrevino siempre sin excepción, una tozudez que me permitió reflejar una realidad como es hoy y cómo va a ser mañana, una combinación de presente, pasado histórico e individualismo en un alerta continuo. Mi deseo es deslumbrar para sobrevivir en el planeta con mitos manufacturados que debemos descubrir y usar. Dalila Puzzovio “Por la naturaleza misma de la región de donde provengo o por la imagen que esta ha proyectado sobre el imaginario occidental las imágenes patagónicas me sirvieron para poner en escena una sensación muy clara del cuerpo vacío. Tracé así una analogía entre mi cuerpo y el cuerpo de la Patagonia. Ahora entiendo que, desde 1997 en adelante, estuve trabajando para descubrir cómo llenar el cuerpo. Un cuerpo lleno y vivo no necesita referirse a sus orígenes o a su pasado; le basta con actualizarse a sí mismo, aunque siempre haya alusión a algún contexto.” Mónica Giron “No tengo ninguna estrategia específica; No me siento allí y digo: ‘Oh, esto va a significar esto’. Estoy interesada en explorar la fenomenología del espacio y los materiales. Realmente he mantenido una actitud muy experimental. Me gusta sorprenderme y, con suerte, de esa manera, seguir sorprendiendo a otras personas.Creo que el trabajo está abierto a interpretación. Y me gusta mantenerlo así.” Mona Hatoum “En un principio pensé en hacer algo historicista, pero después al investigar los trajes de Un Ballo in Maschera en el Colón ví que, aunque hubo ocho puestas de la obra en Argentina, había poco material porque desde la primera producción (en 1913), mucho no quedó documentado. Se me empezó a ocurrir otra cosa, decidí mostrar en la instalación tres grandes momentos: una puesta de los años cuarenta, que es la más antigua que pudimos recuperar, una de los setenta que son cinco trajes de Titus Vossberg, muy rigurosos, y otra de 1994 de Franca Squarciapino, que estaba perfecta y, a mi entender, bellísima. Son vestuarios bien diferentes entre sí, los elegí por su calidad, por las telas y el modo en que están hechos. Al curar la selección me propuse mostrar que el traje por sí solo tiene muchísima fuerza dramática. El mural, con los vestidos que funcionan como desprendimientos del dibujo de línea en la pared, habla de esa fuerza que se apodera del espacio. Los maniquíes que diseñé son muy aéreos, como cuerpos ausentes, y la iluminación, que alude al ballo de Verdi, completan la propuesta. Por último, me di el gusto de diseñar una colección de zapatos que conforman el segundo mural.” Mini Zuccheri


     

    Ocultar nota
  • Título: Crear Mundos En el marco del festival #LosMuseosIluminan
    Autor: Redaccin
    Fecha: 24/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Arte On Line)

    Crear Mundos

    Este sábado inauguración por Instagram Live con las artistas! A las 17 hs, en el marco del festival #LosMuseosIluminan, presentamos la sala 1 de la muestra Crear Mundos en vivo desde Instagram con la presencia de las artistas Delia Cancela, Nicola Costantino, Mónica Giron, Alicia Herrero, Dalila Puzzovio, Mariela Scafati, Mini Zuccheri y la asesora académica Dra. María Laura Rosa.
    Esta sala destaca la versatilidad de las prácticas artísticas en un vasto cuerpo de obras que van desde los atuendos mapuches y la imagen tergiversada de un jarrón chino en la obra de Alicia Herrero, pasando por los objetos de indumentaria y textil de Delia Cancela, Nicola Constantino, Mónica Giron, Mónica Millán, Dalila Puzzovio, Mariela Scafati y Mini Zuccheri hasta el Globo de acero de Mona Hatoum, que explora el concepto de hogar desde la perspectiva del exilio palestino y resulta ser la pieza fundamental para pensar “Crear Mundos”. Las artistas toman objetos del mundo cotidiano y se valen de distintos materiales para crear obras que cuestionan los límites del arte y el rol de la mujer.

    Ocultar nota
  • Título: 50 museos iluminan hoy sus fachadas: cundo abren en Buenos Aires
    Autor: BELNPAPA ORFANO
    Fecha: 23/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (El Cronista)

    Hoy viernes, a la noche, más de 50 museos de todo el país van a iluminar sus fachadas y hacer transmisión por sus cuentas en Instagram Live. Además, todo el fin de semana habrá actividades virtuales. Es en la previa de la reapertura de los museos en la ciudad de Buenos Aires, que podría realizarse la semana que viene
    -

    Los museos de la Ciudad de Buenos Aires se preparan para volver a abrir sus puertas, luego de más de 200 días cerrados y una reconversión de su programación al formato online. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, solicitará el permiso en las próximas horas al Gobierno Nacional para que las instituciones reactiven la presencialidad en sus salas de exhibición a partir de la próxima semana.     En ese sentido, los directores de los museos más importantes de la Argentina presentaron en conferencia de prensa virtual Los Museos Iluminan, una acción conjunta de la que participarán instituciones de todo el país cuando este viernes 23 de octubre, desde las 20, iluminen sus fachadas para visibilizar el rol esencial de los museos e instituciones de arte en la sociedad. Además, durante el fin de semana habrá un festival con una agenda común de actividades virtuales.     Esta semana, un grupo de directores se reunió con Rodríguez Larreta y el ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, en la sede de gobierno en Parque Patricios. Resaltaron la importancia que tienen para la recomposición de los lazos sociales y la revitalización económica en el marco de la pospandemia. También pusieron como ejemplo el caso de los shoppings, espacios cerrados al igual que los museos que reabrieron la semana pasada.   Todas las semanas nos reunimos con @horaciorlarreta y referentes del universo cultural de la Ciudad. Ayer nos juntamos con representantes de la Red Argentina de Museos y Espacios Culturales y @vivicantoni y conversamos sobre las diferentes medidas para el regreso de los museos. pic.twitter.com/oLC0MROq4R— Enrique Avogadro (@eavogadro) October 20, 2020   “Hemos tenido una muy buena reunión con el jefe de Gobierno, donde expresó su entusiasmo por la reapertura de los museos, su convicción de que es necesario abrir los museos. Queríamos comunicarle a Rodríguez Larreta el valor que tienen los museos para toda la sociedad, en su construcción de conocimiento, en sentido cívico, en su rol educativo y social”, explicó Victoria Noorthoorn, al frente de El Moderno. Fuentes porteñas confirmaron a El Cronista que entre las reaperturas de la próxima semana figuran los museos, algunos cerrados desde antes de que se decrete el aislamiento obligatorio. Entre los requisitos que se les solicitó están que los visitantes soliciten un turno previamente online y que se respete una capacidad máxima. En los últimos meses los museos se agruparon en la Red Argentina de Museos y Espacios de Arte (RAME) que comenzó como una iniciativa de la Fundación PROA, Malba, el Museo de Bellas Artes y el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y hoy ya abarca a 150 espacios. Realizaron un protocolo y lo presentaron a las autoridades para que se adapta a sus normativas.   Museo Nacional de Bellas Artes   Según explicó Noorthoorn, “estamos previendo el ingreso con turnos reservados previamente online, y tenemos museos preparados con las mamparas necesarias en la recepción, y la capacitación del personal. Estamos listos para reabrir y quisimos transmitirle al Jefe de Gobierno la importancia que tienen los museos en la revitalización económica. Somos espacios que damos trabajo a miles de artistas, gestores culturales, profesionales de la cultura, proveedores, es un sector que necesita volver a la actividad”. “La presencialidad es lo último que nos falta. Va a terminar de construir un nuevo concepto de idea de museo muy interesante con públicos y audiencias diferentes y a la vez similares”, destacó Adriana Rosenberg, de Fundación PROA.   Fundación PROA   En tanto, esta semana se conoció que desde el Ministerio de Cultural Nacional ya se habilitó la apertura de jardines y patios de los museos nacionales, de forma escalonada y según las condiciones epidemiológicas de cada región. Mientras aguardan la reapertura, desde esta noche se activa #LosMuseosIluminan. Las actividades que se desarrollarán durante todo el fin de semana incluye visitas guiadas virtuales con los directores de los museos, iluminación de fachadas y exhibición de películas online. La agenda completa acá.

    Ocultar nota
  • Título: Danza en Proa: El regreso del cuerpo al espacio
    Autor: Laura Chertkoff
    Fecha: 23/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (La Nacin Espectculos)

    La coreógrafa y bordadora Andrea Servera, reconocida por vincular la danza contemporánea con los ritmos urbanos y el folklore, regresa a la felicidad del movimiento en un ciclo de videodanza para la Fundación Proa. Servera fue convocada para crear cuatro obras en diálogo con la muestra Crear mundos, en la que más de 60 artistas mujeres presentan su trabajo en las salas de Proa y Proa21.

    Completamente filmado bajo los protocolos de la nueva normalidad en los museos, este ciclo tendrá sus estreno los domingos, a las 17. "Antes de grabar nos tomaban la fiebre y nos daban alcohol para las manos -explica Servera- siempre mantuvimos la distancia y los tapabocas puestos. Sólo se lo quitaron las bailarinas cuando nos decían ¡Acción!".

    Con cámara y edición de Sofìa Mele, cada video tiene coreografía y dirección de Servera en encuentro creativo con sus intérpretes y otros queridos socios de muchos proyectos: Pato Smink en la música y Vicki Otero en el vestuario. "Pensé los cuatro videos como independientes pero armando un todo. La relación con la muestra Crear mundos se teje con algunas de las artistas y sus obras y con el nombre de la muestra en sí. Hicimos el intento de inventar pequeños mundos donde la danza es protagonista - señala Servera - Fue un trabajo muy emocionante. Los espacios son muy inspiradores, amplios y luminosos".

    En Galope, que se estrena el domingo 25 por YouTube, Mariela Puyol baila en soledad en el espacio de las salas de exposición de Proa. Aunque el silencio y el vacío son ensordecedores, el desarrollo del ciclo va hacia el encuentro y la fiesta. El siguiente estreno será Iridiscente, donde se cruzan Gisel Vilugron, desde el folklore, y Andrés Andino, desde el voguin. "Es el encuentro entre esos dos mundos, que parecen muy lejanos pero no lo son", sostiene Servera.

    Le sigue Resplandor, que en este caso es un encuentro entre generaciones. Servera ya venía trabajando en video con Ana Deuscht. Y eso es lo que se proyecta sobre Valeria Polorena, mientras baila en las salas de Proa21.

     

    Cuatro trabajos con el sello de Andrea Servera
    Cuatro trabajos con el sello de Andrea Servera

     

    El último estreno es Sustancia, un trío donde a Mariela Puyol y Valeria Polorena se les suma Romina Sosa, bailarina de hip hop y militante feminista a la que Servera conoce que fue su alumna en los talleres del Barrio La Cava, con la Fundación Crear Vale la Pena.

    "Ese dia de sol pleno, invitamos a Pato Smink que musicalizó en vivo, armamos una fiesta al aire libre, en medio de ese espacio de naturaleza y cielo que nos protegía y nos llenaba de ilusión pensando en el futuro", aclara.

    Después de meses de entrenar y bailar en habitaciones y balcones, volver a explayarse en el espacio y encontrarse con otros a bailar fue una alegría inolvidable. "Vivimos un presente muy difícil, estas pequeñas piezas fueron una bocanada de aire fresco -asegura Servera- nuestra fiesta del reencuentro con lo que somos y hacemos".

    Volver el cuerpo al espacio. Cuatro piezas de Video Danza de Andrea Servera.

    Intérpretes: Mariela Puyol, Andres Andino, Gisel Vilugron Valeria Polorena, Ana Deutch y Romina Sosa.

    Comienza el domingo 25 de octubre, a las 17, vía YouTube, en el canal ProaTV.



    Ocultar nota
  • Título: Los museos se iluminan para reclamar la apertura
    Autor: Adriana Lorruso
    Fecha: 22/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Revista Noticias)

    El viernes a la noche se dará luz a las fachadas de museos y espacios de arte de todo el país, para resaltar la importancia de estas instituciones en la vida social.
    -

    or qué abren los shoppings y no los museos?”. Se preguntó Gabriela Rangel, directora artística de Malba, en la conferencia de prensa que brindó RAME, la Red de Museos y Espacios de Arte de Argentina, una organización creada en la pandemia para reflexionar sobre la actividad de estas instituciones durante la cuarentena.

    La iluminación de las fachadas de los museos el viernes 23 a la noche dará inicio a una serie de actividades virtuales y semi presenciales (ver agenda más abajo), a fin de seguir en contacto con la comunidad, a pesar de las restricciones impuestas a los espacios cerrados a causa del Covid-19.

    “Los museos del país iluminarán sus fachadas para transmitir en ese gesto el aporte esencial y fundamental del arte para la ampliación del espacio público y para la reconstrucción de los lazos sociales en nuestras comunidades”, explicó RAME, la institución que se creó a partir del trabajo conjunto de la Fundación Proa, Malba, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y que hoy suma a más de 50 museos nacionales.

     

    Proa

     

    La única novedad de estos tiempos en que los museos permanecen cerrados, es la posibilidad de ingresar a librerías y cafeterías con espacios abiertos en los distintos establecimientos, por ejemplo, Proa o Malba o el Museo Moderno, que tienen cafeterías al aire libre.

    También en estos días, el Ministerio de Cultura de la Nación, anunció la apertura de los jardines y terrazas de los museos con espacios al abiertos. En Buenos Aires, estos son: Museo Nacional de Arte decorativo, Museo Histórico Nacional, Museo de Malvinas e Islas del Atlántico Sur y Complejo Histórico Cultural de la Manzana de las Luces.

    Por su parte, Muntref se suma a "LosMuseosIluminan" y desarrolla una programación propia, centrada en la obra de la artista tucumana, Carlota Beltrame, docente, investigadora y Doctora en Artes. Nueve obras, algunas a gran escala que se iluminan con su propia luz, forman parte de una exposición muy “norteña”y autorreferencial que muestra el arte de las provincia argentinas del norte del país. La acción podrá verse por las redes @muntref además de varios vídeos y recorridos virtuales en 360.

     

    Agenda

    A continuación consignamos la agenda de actividades del festival #LosMuseosIluminan para el sábado 24 y el domingo 25.

     

    Sábado 17hs.

    FUNDACION PROA. Instagram Live @fundacion_proa

    Inauguración virtual de la exhibición CREAR MUNDOS, Sala1 con presencia de las artistas: Delia Cancela, Nicola Costantino, Mónica Giron, Mona Hatoum, Alicia Herrero, Mónica Millán, Dalila Puzzovio, Mariela Scafati y Mini Zuccheri y la participación de Teresa Pereda.

     



    Ocultar nota
  • Título: Museos impacientes por que se haga la luz
    Autor: March Mazzei
    Fecha: 22/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Clarin.com Cultura)

    Más de 50 instituciones culturales y museos del país entre ellos, Bellas Artes, Malba, el Moderno y Proa iluminan sus fachadas este viernes, invitan a sus veredas y programan actividades, exhortando a las autoridades por la demorada reapertura.

    Clarín Ingresar Suscribite por $70 COMENTARIOS Un movimiento de la intervención lumínica “Intermitencias”, que el artista Jorge Pastorino presentó sobre la fachada de Fundación Proa en 2017, tienen la posibilidad transformar un edificio conocido en una obra de arte simbólicamente potente, con luz propia. Esta alegoría sobre el rol esencial de los museos en la vida urbana está en el eje de una iniciativa de la Red Argentina de Museos y Espacios de Arte (RAME) por la que hoy, viernes 23, a las 20, más de 50 instituciones culturales de todo el país iluminarán sus fachadas. El edificio de Proa en La Boca volverá a lucir los dispositivos lumínicos de Pastorino, que le confieren una vibración óptica, como preludio al festival #LosMuseosIluminan (sábado 24 y domingo 25) organizado junto al Malba, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, miembros fundadores de RAME. La red fue creada en junio para intercambiar experiencias y elaborar protocolos conjuntos para la reapertura al público, después de tener que cerrar sus puertas como medida de aislamiento por la pandemia de Covid-19. Tras una auspiciosa reunión con las autoridades gubernamentales el lunes pasado, los museos esperan solo la confirmación para volver a recibir visitantes en las salas que albergan exposiciones de la temporada apenas abiertas, y otras que quedaron sin inaugurar. Con una agenda coordinada, el sábado 24 y el domingo 25, desde las 17, habrá visitas guiadas, transmisión de audiovisuales y eventos pop-up en el espacio público al aire libre, surgidos en la última semana a raíz de la autorización comunal. Cada museo presentará su propuesta, en algunos solo virtual a través de sus redes sociales, o híbridas entre virtuales y presenciales (también transmitidas por redes). La fachada de Bellas Artes también funcionará de soporte. Unas cien obras maestras de su colección se proyectarán cada día , a partir de las 20, sobre el exterior del edificio de Avenida Del Libertador, entre ellas, piezas de arte prehispánico y colonial, pasando por obras clásicas y destacadas de la historia del arte argentino. Cada día, al finalizar las proyecciones, se emitirá el video “La colección en las salas del museo”, todo en @bellasartesargentina . El Malba tendrá como evento central el estreno de “Latinoamérica al sur del Sur”, la relectura de la Colección Malba elaborada alrededor de diez núcleos que rearticulan la narrativa a partir de temas clave de la historia del arte latinoamericano del siglo XX, por el equipo curatorial encabezado por su actual directora Gabriela Rangel . El sábado 24 a las 19 en @museomalba se trasmitirá en vivo la visita guiada a cargo de Rangel y las curadoras Florencia Malbrán y Verónica Rossi. El domingo 25, en el mismo horario, será el turno para conocer más detalles de la exposición de la surrealista Remedios Varo , Constelaciones , que apenas duró unos días abierta tras ser inaugurada. La inauguración será primero virtual para Crear mundos , la muestra colectiva que en los últimas semanas terminó de ser montada en la Sala 1 de Proa. Aunque no exactamente como estaba planeada en abril, la exposición contará en su apertura (a las 17 del sábado 24) con la participación de las artistas Delia Cancela , Nicola Costantino , Mónica Girón , Mona Hatoum , Alicia Herrero , Mónica Millán , Dalila Puzzovio , Mariela Scafati y Mini Zuccheri , y Teresa Pereda . Todas de diversas generaciones y prácticas artísticas, proponen un recorrido por la historia de los objetos y por los modos de aproximación al arte. El programa de Proa se completa con la presentación de un ciclo de videoperformance, Galope , una creación colectiva de la bailarina y coreógrafa Andrea Servera y la intérprete Mariela Pujol. Se presentarán el domingo 25 a las 17, con transmisión en vivo en @Fundacion_Proa desde las salas y el jardín de PROA21. Allí, en el espacio dedicado a proyectos contemporáneos, será proyectada una instalación site-specific de Gabriela Golder , con los versos “Debo entrar, la niebla está subiendo”, de la poeta Emily Dickinson . Inauguración virtual también tendrá Nicanor Aráoz para Sueño sólido , la exposición creada especialmente para una sala destacada del Museo Moderno, que tenía como fecha de apertura el 8 de abril. Después de un trabajo de montaje de varias semanas, el artista realizará un recorrido junto a Lucrecia Palacios , curadora de la muestra que marca un desplazamiento en su obra hacia “nuevas formas de vida que aúnan tecnología y naturaleza”. Cuatro grandes piezas escultóricas conforman un paisaje, inspirado en jardines orientales y repletos de referencias, a la estética del diseño, las percepciones alteradas, la cultura rave y elementos aleatorios, de rasgo personal, de la historia del arte. Se transmitirá a través de la cuenta de @modernoba el sábado 24 a las 18. Mientras que el domingo por el canal de YouTube se transmitirá el documental Sergio De Loof: ¿Sentiste hablar de mí? Los muros exteriores del museo –iluminados el viernes como muchos otros espacios del país– sábado y domingo se convertirán en espacios de exhibición efímeros . Porque a partir de la invitación del Moderno, allí tendrá lugar una versión de Mi vereda , el proyecto de la artista Valeria Vilar para salir del encierro y crear un espacio durante la cuarentena en la vereda de su propia casa, en Palermo. Allí el evento se repite cada 15 días, ya van diez ediciones, pero además sembró la idea a través de colegas en otras ciudades del mundo. “Cuando abran, como ya pasa con las galerías, no todo va a seguir siendo como antes”, analiza Vilar. “Hay algo de la experiencia, de que vas más comprometido y se da una conversación que está bien”. La artista Zoe Di Rienzo está a cargo de la curaduría de Mi vereda - edición especial El Moderno , que expondrá obra de Juan José Cambre , Amalia Amoedo , la joven Ani Markman y Aili Chen : todos artistas de diferentes trayectorias con una energía en común, tal como siempre fue espíritu del proyecto. Un grand salon al aire libre, de espíritu comunitario, que es espacio propicio para el intercambio y plantea escenarios de futuros posibles, quizás más híbridos y comprometidos, en el encuentro con el arte. COMENTARIOS COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS. ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE. Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores. Suscribite para comentar Ya tengo suscripción

    Ocultar nota
  • Título: Museos de todo el pas iluminarn sus edificios para visibilizar su rol
    Autor: Celina Chatruc
    Fecha: 22/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (La Nacin )

    estival. Aún a puertas cerradas por la cuarentena, darán inicio así a una agenda de actividades virtuales y al aire libre impulsadas desde Buenos Aires, que se extenderá durante el fin de semana

    Aún a puertas cerradas por la cuarentena, y con los shoppings ya abiertos en Buenos Aires desde la semana pasada, más de cincuenta museos de todo el país alumbrarán sus fachadas mañana, a las 20. La acción está destinada a “visibilizar el rol esencial” que tienen las instituciones culturales en “la ampliación del espacio público y la reconstrucción de los lazos sociales” en plena crisis provocada por el coronavirus.
    Será la señal de largada del festival #LosMuseosIluminan, que incluirá actividades virtuales y al aire libre impulsadas desde Buenos Aires durante todo el fin de semana. Fue organizado por la flamante Red Argentina de Museos y Espacios de Arte (RAME), fundada por el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), el Malba, el Moderno y Fundación Proa.
    “Esta iniciativa simbólica de iluminar las fachadas de los museos busca visibilizar su valor esencial como instituciones culturales, productoras de conocimiento y sentido de pertenencia -señaló RAME en un comunicado-, al mismo tiempo que representan un espacio de distensión y esparcimiento para los ciudadanos”.
    Desde el comienzo de la cuarentena, esta red trabaja en el diseño de un protocolo que permita la reapertura de los museos y organizó conferencias públicas para compartir experiencias similares en el país y en el mundo. “Los diferentes casos muestran que los museos son espacios seguros y fácilmente adaptables a los nuevos hábitos -asegura-, que permiten difundir las medidas de prevención a adoptar por toda la ciudadanía y buscan facilitar el encuentro personal y afectivo de los visitantes con las obras de arte”.
    Representantes de RAME se reunieron anteayer con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para hablar sobre los protocolos necesarios para la esperada reapertura cuando lo disponga el gobierno nacional.
    Ayer, como ya había anticipado la nación, se anunció que los museos nacionales comenzarán a abrir al público sus jardines y patios con actividades gratuitas en forma escalonada, “según las condiciones epidemiológicas de cada región”.
    Mientras tanto, un video con imágenes de las fachadas iluminadas se difundirá por las redes sociales de cada institución. Además, el sábado y el domingo el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), el Malba, el Moderno y Fundación Proa se turnarán para ofrecer una agenda común de acciones, visitas guiadas e inauguraciones.

    Una maratón de arte con varias postas
    Sábado 24 17. Fundación Proa, por Instagram Live (@fundacion_ proa). Inauguración de la muestra "Crear Mundos" con la presencia de Delia Cancela, Nicola Costantino, Mónica Giron, Mona Hatoum, Alicia Herrero, Mónica Millán, Dalila Puzzovio, Mariela Scafati y Mini Zuccheri, y la participación de Teresa Pereda.
    18. Museo Moderno, por Instagram Live (@modernoba). Visita guiada por la muestra Nicanor Aráoz: Sueño sólido, con la participación del artista y la curadora Lucrecia Palacios +Edición especial de Mi vereda, proyecto de Valeria Villar en la vereda del museo, curado por Zoe Di Rienzo.
    19. Malba, por Instagram Live (@museomalba). Visita exclusiva a la nueva puesta de la Colección Malba, "Latinoamérica al sur del sur", a cargo de Gabriela Rangel.
    20. Museo Nacional de Bellas Artes. Intervención en la fachada: proyección de cien obras maestras de la colección del museo.
    Domingo 25 17. Fundación Proa, por Instagram Live (@fundacion_ proa). Lanzamiento de VideoDanza. Galope!, propuesta videoperformática de Andrea Servera y Mariana Pujol, con la presencia de las artistas. + Inauguración en PROA21: obra de Gabriela Golder y Mariela Yeregui. Instalación de sitio específico en la fachada (Av. Don Pedro de Mendoza 2073).
    18. Museo Moderno, por Instagram Live (@modernoba). Edición especial de Mi vereda, proyecto de Valeria Villar en la vereda del museo, curado por Zoe Di Rienzo+visita guiada por la muestra "Sergio De Loof: ¿Sentiste hablar de mí? " y proyección del documental sobre el polifacético artista.
    19. Malba, por Instagram Live (@museomalba). Visita a la exposición "Constelaciones", de Remedios Varo.
    20. Museo Nacional de Bellas Artes. Intervención en la fachada: proyección de cien obras maestras de la colección del museo.

    La fachada iluminada de Fundación Proa, que inaugurará la muestra "Crear mundos"

    Ocultar nota
  • Título: Cmo ser #LosMuseosIluminan, el festival de arte a puertas cerradas
    Autor: Celina Chatruc
    Fecha: 20/10/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (La Nacin)

    Más de cincuenta museos de todo el país alumbrarán sus fachadas el viernes próximo a las 20 como señal de largada del festival #LosMuseosIluminan, que incluirá actividades virtuales y al aire libre impulsadas desde Buenos Aires durante todo el fin de semana.

    Aún a puertas cerradas por la cuarentena, con esa acción organizada por la flamante Red Argentina de Museos y Espacios de Arte (RAME) procurarán transmitir "el aporte esencial y fundamental del arte para la ampliación del espacio público y para la reconstrucción de los lazos sociales" en plena pandemia.
    El Malba ofrecerá una visita exclusiva a la nueva puesta de la Colección Malba, Latinoamérica al sur del Sur Crédito: Gentileza Malba
    Un video con imágenes de las fachadas iluminadas se difundirá por las redes sociales de cada institución, como forma simbólica de "visibilizar el valor esencial de las instituciones culturales, productoras de conocimiento y sentido de pertenencia". Además, el sábado 24 y el domingo 25, las cuatro fundadoras de RAME -el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), el Malba, el Moderno y Fundación Proa- se turnarán para ofrecer una agenda común de acciones, visitas guiadas e inauguraciones. Ambos días terminarán con la proyección de cien obras maestras sobre la sede del MNBA, en Av. del Libertador 1473.
    Fundación Proa inaugurará el sábado la muestra Crear Mundos Crédito: Gentileza Fundación Proa
    Mientras tanto, con los shoppings ya abiertos en Buenos Aires desde la semana pasada, representantes de RAME se reunieron ayer con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para hablar sobre los protocolos necesarios para la esperada reapertura cuando lo disponga el gobierno nacional. Desde el comienzo de la cuarentena, esta nueva red trabajó en el diseño de dichas normas y organizó conferencias públicas para compartir experiencias de reapertura de museos en el país y en el mundo.
    "Los diferentes casos muestran que los museos son espacios seguros y fácilmente adaptables a los nuevos hábitos -asegura RAME-, que permiten difundir las medidas de prevención a adoptar por toda la ciudadanía y buscan facilitar el encuentro personal y afectivo de los visitantes con las obras dearte".
    El domingo, Fundación Proa presentará Galope!, una propuesta videoperformática de Andrea Servera y Mariana Pujol Crédito: Gentileza Fundación Proa
    A continuación, la agenda completa:
    Sábado 24
    17. Fundación Proa, por Instagram Live (@fundacion_proa). Inauguración de la muestra Crear Mundos, con presencia de Delia Cancela, Nicola Costantino, Mónica Giron, Mona Hatoum, Alicia Herrero, Mónica Millán, Dalila Puzzovio, Mariela Scafati y Mini Zuccheri y la participación de Teresa Pereda.
    18. Museo Moderno, por Instagram Live (@modernoba). Visita guiada por la muestra Nicanor Aráoz: Sueño sólido, con la participación del artista y la curadora Lucrecia Palacios + Edición especial de Mi vereda, proyecto de Valeria Villar en la vereda del museo, curado por Zoe Di Rienzo.
    19. Malba, por Instagram Live (@museomalba). Visita exclusiva a la nueva puesta de la Colección Malba, Latinoamérica al sur del Sur, a cargo de Gabriela Rangel.
    20. Museo Nacional de Bellas Artes. Intervención en la fachada: proyección de cien obras maestras de la colección del museo.
    Ambos días terminarán a las 20 con la proyección de cien obras maestras sobre la fachada del MNBA Crédito: Gentileza MNBA
    Domingo 25
    17. Fundación Proa, por Instagram Live (@fundacion_proa). Lanzamiento de VideoDanza. Galope!, propuesta videoperformática de Andrea Servera y Mariana Pujol, con la presencia de las artistas. + Inauguración en PROA21: obra de Gabriela Golder y Mariela Yeregui. Instalación de sitio específico en la fachada (Av. Don Pedro de Mendoza 2073).
    18. Museo Moderno, por Instagram Live (@modernoba). Edición especial de Mi vereda, proyecto de Valeria Villar en la vereda del museo, curado por Zoe Di Rienzo + visita guiada por la muestra Sergio De Loof: ¿Sentiste hablar de mí? y proyección del documental sobre el polifacético artista.
    19. Malba, por Instagram Live (@museomalba). Visita a la exposición Constelaciones, de Remedios Varo.
    20. Museo Nacional de Bellas Artes. Intervención en la fachada: proyección de cien obras maestras de la colección del museo.
     

    Ocultar nota
  • Título: Muestras simultneas El ao en que las artistas sern las protagonistas de los museos
    Autor: Sofia Poggi
    Fecha: 17/03/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Diario Clarn Cultura)

    MUESTRAS SIMULTANEAS
    El año en que las artistas serán las protagonistas de los museos

    El Bellas Artes, Malba, Proa, el CCK y la Usina, entre otras instituciones, celebrarán a las creadoras en forma unánime. De las mujeres olvidadas del arte a las que fueron consagradas.

    En 1989, las Guerrilla Girls denunciaban que solo el 5 por ciento de las artistas en las secciones de Arte Moderno del Met de Nueva York eran mujeres, mientras que el 85 por ciento de los desnudos eran femeninos. Si hicieran una nueva visita a Buenos Aires (como la de 2018), probablemente se sentirían satisfechas con la agenda cultural para este año: desde marzo, las salas de los museos más importantes se irán poblando solo con creadoras.

    El Museo Nacional de Bellas Artes, el Malba, la Fundación Proa, el Centro Cultural Kirchner, la Usina del Arte y el Museo de Arte Moderno porteño son algunas de las instituciones que van a ser parte de esta reparación histórica que, si bien es coincidente, no es coincidencia: los museos buscan abrir el espacio que durante buena parte de la historia fue restringido para las artistas. 

    "Autorretrato (1932), óleo sobre tela de Ana Weiss que se verá en el Bellas Artes. / MNBA

    "Autorretrato” (1932), óleo sobre tela de Ana Weiss que se verá en el Bellas Artes. / MNBA

    Casi todas las generaciones de los últimos 130 años van a quedar cubiertas, desde las creadoras que polemizaron en los salones nacionales a fines del siglo XIX hasta las exponentes de las vanguardias del siglo XX y las protagonistas del panorama contemporáneo.

    Newsletters Clarín Especiales Clarín
    Producciones periodísticas de calidad sobre temas sorprendentes y de amplio interés social.

    Recibir newsletter

    Producciones periodísticas de calidad sobre temas sorprendentes y de amplio interés social.

    El primer gran evento que pone, literalmente, a las mujeres en el centro de atención es la muestra Women. Poder femenino en foco, que desde este viernes presentará en la Usina del Arte una selección de más de 60 fotografías del archivo de National Geographic, en las cuales será posible apreciar la evolución de la mirada de y sobre la mujer a lo largo de los últimos 130 años. Se trata de una selección de imágenes, tomadas alrededor del mundo, que reflejan tanto a personalidades inspiradoras como los cambios sociales.

    En el Malba. Knitt pink blue, 2017, óleo de Alejandra Sebeer.

    En el Malba. “Knitt pink blue”, 2017, óleo de Alejandra Sebeer.

    El mismo período se va a cubrir, pero desde la pintura, en el Museo Nacional de Bellas Artes. Esta institución central del arte argentino ha reconocido, en los últimos años, la selección injusta que ha pesado sobre muchas artistas en lo que tiene que ver con su acervo. En marzo de 2018, mediante una acción que durante media hora por día dejaba todos los trabajos de hombres a oscuras, se llevó la atención al primer piso del museo: solo había 20 obras realizadas por mujeres entre más de 270. Dos años después, el Bellas Artes inaugurará, el 13 de abril, la exhibición El canon accidental. Mujeres artistas en Argentina (1890-1950). Su curadora, Georgina Gluzman, busca en esta propuesta llevar adelante la misma reivindicación que ya había realizado con su libro Trazos invisibles (Biblos), en el que sacó a la luz a muchas de las argentinas enterradas bajo el canon masculino.

    En el marco de esa exhibición, se podrá ver obra de Sofía Posadas, quien protagonizó un escándalo al exponer un desnudo en el primer Salón de Ateneo, en 1891; Julia Wernicke, considerada la primera pintora “animalista” de Argentina; y la retratista y paisajista María Obligado. Para fin de año, el Bellas Artes también está organizando una gran exposición con pinturas, dibujos y grabados de la vanguardista Raquel Forner, quien frecuentaba el famoso Grupo de Florida, donde era colega de pintores como Antonio Berni, Xul Solar y Norah Borges –hoy, con su propia muestra en el museo de Avenida del Libertador, que continúa hasta el 1° de marzo–.

    Pregnant Woman (Mujer embarazada, 2003), de Louise Bourgeois, se verá en Fundación Proa. © The Easton Foundation / ARS, Nueva York / SAVA, Buenos Aires

    “Pregnant Woman” (Mujer embarazada, 2003), de Louise Bourgeois, se verá en Fundación Proa. © The Easton Foundation / ARS, Nueva York / SAVA, Buenos Aires

    El Malba ya tiene programadas dos exhibiciones con las mujeres como protagonistas. La primera, con apertura el 5 de marzo, será una antología de la surrealista, esotérica y fantástica Remedios Varo. Si bien era española, Varo se exilió en México durante la Segunda Guerra Mundial y logró convertirse en una figura reconocida del arte latinoamericano de mediados de siglo XX. La exposición, titulada Constelaciones, va a incluir 35 pinturas, 11 dibujos y 60 bocetos producidos entre 1938 y 1963. Luego, desde el 27 de marzo y hasta junio, la exposición Fuera de Serie reunirá a dos exponentes femeninas de la experimentación de los límites físicos de la pintura en Latinoamérica: la brasileña Leda Catunda y la argentina Alejandra Seeber.

    "Un libro quemado", las columnas periodísticas de Alfonsina Storni
    Mirá también
    “Un libro quemado”, las columnas periodísticas de Alfonsina Storni

    Mientras que en el Bellas Artes y en el Malba se verá una recuperación histórica de artistas argentinas y latinoamericanas, la Fundación Proa, ubicada en Caminito, repasará en una exposición aquellas creadoras que ya fueron parte de la agenda de la institución en los últimos años. Será una recopilación retrospectiva con obras de unas 150 mujeres argentinas como Marta Minujín, Ana Gallardo, Mónica Girón, Margarita Paksa, Delia Cancela, Dalila Puzzovio, Liliana Maresca, Narcisa Hirsch y Elba Bairon, con trabajos también de creadoras del exterior como Louise Bourgeois, Mona Hatoum, Rosemarie Trockel, Ana Mendienta y Eleonor Antín.

    En un formato similar, pero dedicado exclusivamente a los talentos nacionales, el Centro Cultural Kirchner está planeando un importante evento (ver recuadro).

    Mujer Saliendo del psicoanalista (1960), de la surrealista Remedios Varo, en la gran muestra que protagonizará en Malba.

    “Mujer Saliendo del psicoanalista” (1960), de la surrealista Remedios Varo, en la gran muestra que protagonizará en Malba.

    En tanto, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (antes conocido como MAMBA, ahora El Moderno), va a ser hogar de al menos dos muestras con protagonistas femeninas durante 2020. La primera, que abrirá sus puertas el 30 de abril hasta fines de agosto, se va a centrar en la obra de la italoargentina Elda Cerrato, cuya obra se desarrolló en idas y venidas marcadas por tensiones políticas tanto en nuestro país como en Venezuela. Luego, se presentará una exhibición de la extensa obra de la pintora entrerriana Mildred Burton, quien supo construir en sus pinturas, dibujos y collages una visión surrealista y perversamente humorística de su contexto.

    El camino por la equidad de género en el mundo del arte sigue siendo largo, pero empieza a ser un poco menos empinado: a estas instituciones se suman muchas otras durante 2020. El Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires (MACBA), por ejemplo, tendrá una muestra de Liliana Iturriaga y Catalina Chervin; el Muntref de la Universidad Tres de Febrero expondrá obras de Maria Lai y Bruna Espósito; y el Museo de Arte Popular José Hernández propondrá, desde abril, una retrospectiva de la artista visual Nora Iniesta.

    Torso,  óleo sobre tela de Lía Correa Morales que se exhibió en el Salón Nacional de Artes Plásticas en 1913. Se verá en el Bellas Artes.

    “Torso”, óleo sobre tela de Lía Correa Morales que se exhibió en el Salón Nacional de Artes Plásticas en 1913. Se verá en el Bellas Artes.

    Por otro lado, aquellos interesados en los campos del cine y la fotografía tendrán, en la Casa Nacional del Bicentenario y desde abril, una retrospectiva de la fotógrafa Alicia D’Amico; en el Museo del Cine, entre mayo y septiembre, la muestra Crónica de una Señora recorrerá la trayectoria de la guionista y directora María Luisa Bemberg; el Museo Eduardo Sívori, desde junio, expondrá videoarte de Gabriela Golder; y, finalmente, la Fototeca Latinoamericana (FoLa), desde marzo, tendrá una nueva muestra dedicada a la misteriosa fotógrafa y niñera Vivian Maier, quien, desde los años 50 se dedicó a retratar la cotidianeidad estadounidense.

    Si en algún momento se dudó del rol de las mujeres en el arte, la agenda de este año va a ayudar a moverlas del lugar que en otros tiempos se les adjudicaba para reconocer sus hábiles manos detrás del pincel.

    Adelanto: megamuestra en el CCK

    En el contexto del próximo Día de la Mujer, el 8 de marzo, el Centro Cultural Kirchner (CCK) inaugurará una muestra colectiva en la que participarán unas 300 artistas de todas las provincias del país. Entre las creadoras convocadas se destacan Marcia Schvartz, Diana Dowek, Elda Cerrato (quien contará con muestra propia en el Museo de Arte Moderno de BuenosAires desde el 30 de abril), Mónica Millán, Adriana Bustos, Ana Gallardo, Carlota Beltrame, Gloria Polo, Mónica Alvarado, Mane Guantay, Cecilia Teruel, Fátima Pecci, Soledad Dahbar, Abril Barrado y Cristina Schiavi, junto con los colectivos Identidad Marrón y Tejiendo Feminismos.

    Diana Dowek, una de las artistas que participará.

    Diana Dowek, una de las artistas que participará.

    La propuesta buscará también romper prejuicios en el abanico de los géneros y la identidad sexual, con un conjunto de obras de “mujeres, lesbianas, trans, travestis, no binaries, queers, agénero y género fluido”, según explicó María Eugenia “Kekena” Corvalán, curadora de la muestra.

    Esta exhibición, convocada por el Ministerio de Cultura junto al nuevo Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad, ocupará no uno sino tres de los nueve pisos que tiene el edificio del ex Correo Central. Será uno de los eventos importantes del CCK bajo su nueva gestión. Ese programa comenzó el 31 de enero con una serie de homenajes dedicados a María Elena Walsh –conciertos y lectura de poemas, entre otras actividades– y con proyecciones de una performance del artista tucumano Tomás Saraceno.

    La investigadora, docente, escritora y curadora “Kekena” Corvalán, que llevará las riendas en esta muestra, fue la encargada en marzo del año pasado de la curaduría de la exposición donde se encontraba la polémica María feminista (una estatuilla de la Virgen con un pañuelo verde), en el Centro Cultural Haroldo Conti. Obras de Para Todes Tode, nombre de aquella exhibición que terminó en litigio judicial, también se incluirán en la nueva propuesta



    Ocultar nota
  • Título: El ao en que las artistas sern las protagonistas de los museos
    Autor: Sofia Poggi
    Fecha: 06/02/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Clarin.com Cultura)

    El Bellas Artes, Malba, Proa, el CCK y la Usina, entre otras instituciones, celebrarán a las creadoras en forma unánime. De las mujeres olvidadas del arte a las que fueron consagradas. En 2018, el Museo de Bellas Artes realizó una experiencia: iluminar solo las 20 obras de mujeres que tenía en exhibición, del total de 270 trabajos.
    En 1989, las Guerilla Girls denunciaban que solo el 5 por ciento de las artistas en las secciones de Arte Moderno del Met de Nueva York eran mujeres, mientras que el 85 por ciento de los desnudos eran femeninos. Si hicieran una nueva visita a Buenos Aires (como la de 2018), probablemente se sentirían satisfechas con la agenda cultural para este año: desde marzo, las salas de los museos más importantes se irán poblando solo con creadoras.
    El Museo Nacional de Bellas Artes, el Malba, la Fundación Proa, el Centro Cultural Kirchner, la Usina del Arte y el Museo de Arte Moderno porteño son algunas de las instituciones que van a ser parte de esta reparación histórica que, si bien es coincidente, no es coincidencia: los museos buscan abrir el espacio que durante buena parte de la historia fue restringido para las artistas. 
    «Autorretrato” (1932), óleo sobre tela de Ana Weiss que se verá en el Bellas Artes. / MNBA
    Casi todas las generaciones de los últimos 130 años van a quedar cubiertas, desde las creadoras que polemizaron en los salones nacionales a fines del siglo XIX hasta las exponentes de las vanguardias del siglo XX y las protagonistas del panorama contemporáneo.
    El primer gran evento que pone, literalmente, a las mujeres en el centro de atención es la muestra Women. Poder femenino en foco, que desde este viernes presentará en la Usina del Arte una selección de más de 60 fotografías del archivo de National Geographic, en las cuales será posible apreciar la evolución de la mirada de y sobre la mujer a lo largo de los últimos 130 años. Se trata de una selección de imágenes, tomadas alrededor del mundo, que reflejan tanto a personalidades inspiradoras como los cambios sociales.
    En el Malba. “Knitt pink blue”, 2017, óleo de Alejandra Sebeer.
    El mismo período se va a cubrir, pero desde la pintura, en el Museo Nacional de Bellas Artes. Esta institución central del arte argentino ha reconocido, en los últimos años, la selección injusta que ha pesado sobre muchas artistas en lo que tiene que ver con su acervo. En marzo de 2018, mediante una acción que durante media hora por día dejaba todos los trabajos de hombres a oscuras, se llevó la atención al primer piso del museo: solo había 20 obras realizadas por mujeres entre más de 270. Dos años después, el Bellas Artes inaugurará, el 13 de abril, la exhibición El canon accidental. Mujeres artistas en Argentina (1890-1950). Su curadora, Georgina Gluzman, busca en esta propuesta llevar adelante la misma reivindicación que ya había realizado con su libro Trazos invisibles (Biblos), en el que sacó a la luz a muchas de las argentinas enterradas bajo el canon masculino.
    En el marco de esa exhibición, se podrá ver obra de Sofía Posadas, quien protagonizó un escándalo al exponer un desnudo en el primer Salón de Ateneo, en 1891; Julia Wernicke, considerada la primera pintora “animalista” de Argentina; y la retratista y paisajista María Obligado. Para fin de año, el Bellas Artes también está organizando una gran exposición con pinturas, dibujos y grabados de la vanguardista Raquel Forner, quien frecuentaba el famoso Grupo de Florida, donde era colega de pintores como Antonio Berni, Xul Solar y Norah Borges –hoy, con su propia muestra en el museo de Avenida del Libertador, que continúa hasta el 1° de marzo–.
    “Pregnant Woman” (Mujer embarazada, 2003), de Louise Bourgeois, se verá en Fundación Proa. © The Easton Foundation / ARS, Nueva York / SAVA, Buenos Aires
    El Malba ya tiene programadas dos exhibiciones con las mujeres como protagonistas. La primera, con apertura el 5 de marzo, será una antología de la surrealista, esotérica y fantástica Remedios Varo. Si bien era española, Varo se exilió en México durante la Segunda Guerra Mundial y logró convertirse en una figura reconocida del arte latinoamericano de mediados de siglo XX. La exposición, titulada Constelaciones, va a incluir 35 pinturas, 11 dibujos y 60 bocetos producidos entre 1938 y 1963. Luego, desde el 27 de marzo y hasta junio, la exposición Fuera de Serie reunirá a dos exponentes femeninas de la experimentación de los límites físicos de la pintura en Latinoamérica: la brasileña Leda Catunda y la argentina Alejandra Seeber.
    Mientras que en el Bellas Artes y en el Malba se verá una recuperación histórica de artistas argentinas y latinoamericanas, la Fundación Proa, ubicada en Caminito, repasará en una exposición aquellas creadoras que ya fueron parte de la agenda de la institución en los últimos años. Será una recopilación retrospectiva con obras de unas 150 mujeres argentinas como Marta Minujín, Ana Gallardo, Mónica Girón, Margarita Paksa, Delia Cancela, Dalila Puzzovio, Liliana Maresca, Narcisa Hirsch y Elba Bairon, con trabajos también de creadoras del exterior como Louise Bourgeois, Mona Hatoum, Rosemarie Trockel, Ana Mendienta y Eleonor Antín.
    En un formato similar, pero dedicado exclusivamente a los talentos nacionales, el Centro Cultural Kirchner está planeando un importante evento (ver recuadro).
    “Mujer Saliendo del psicoanalista” (1960), de la surrealista Remedios Varo, en la gran muestra que protagonizará en Malba.
    En tanto, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (antes conocido como MAMBA, ahora El Moderno), va a ser hogar de al menos dos muestras con protagonistas femeninas durante 2020. La primera, que abrirá sus puertas el 30 de abril hasta fines de agosto, se va a centrar en la obra de la italoargentina Elda Cerrato, cuya obra se desarrolló en idas y venidas marcadas por tensiones políticas tanto en nuestro país como en Venezuela. Luego, se presentará una exhibición de la extensa obra de la pintora entrerriana Mildred Burton, quien supo construir en sus pinturas, dibujos y collages una visión surrealista y perversamente humorística de su contexto.
    El camino por la equidad de género en el mundo del arte sigue siendo largo, pero empieza a ser un poco menos empinado: a estas instituciones se suman muchas otras durante 2020. El Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires (MACBA), por ejemplo, tendrá una muestra de Liliana Iturriaga y Catalina Chervin; el Muntref de la Universidad Tres de Febrero expondrá obras de Maria Lai y Bruna Espósito; y el Museo de Arte Popular José Hernández propondrá, desde abril, una retrospectiva de la artista visual Nora Iniesta.
    “Torso”, óleo sobre tela de Lía Correa Morales que se exhibió en el Salón Nacional de Artes Plásticas en 1913. Se verá en el Bellas Artes.
    Por otro lado, aquellos interesados en los campos del cine y la fotografía tendrán, en la Casa Nacional del Bicentenario y desde abril, una retrospectiva de la fotógrafa Alicia D’Amico; en el Museo del Cine, entre mayo y septiembre, la muestra Crónica de una Señora recorrerá la trayectoria de la guionista y directora María Luisa Bemberg; el Museo Eduardo Sívori, desde junio, expondrá videoarte de Gabriela Golder; y, finalmente, la Fototeca Latinoamericana (FoLa), desde marzo, tendrá una nueva muestra dedicada a la misteriosa fotógrafa y niñera Vivian Maier, quien, desde los años 50 se dedicó a retratar la cotidianeidad estadounidense.
    Si en algún momento se dudó del rol de las mujeres en el arte, la agenda de este año va a ayudar a moverlas del lugar que en otros tiempos se les adjudicaba para reconocer sus hábiles manos detrás del pincel.
    Adelanto: megamuestra en el CCK
    En el contexto del próximo Día de la Mujer, el 8 de marzo, el Centro Cultural Kirchner (CCK) inaugurará una muestra colectiva en la que participarán unas 300 artistas de todas las provincias del país. Entre las creadoras convocadas se destacan Marcia Schvartz, Diana Dowek, Elda Cerrato (quien contará con muestra propia en el Museo de Arte Moderno de BuenosAires desde el 30 de abril), Mónica Millán, Adriana Bustos, Ana Gallardo, Carlota Beltrame, Gloria Polo, Mónica Alvarado, Mane Guantay, Cecilia Teruel, Fátima Pecci, Soledad Dahbar, Abril Barrado y Cristina Schiavi, junto con los colectivos Identidad Marrón y Tejiendo Feminismos.
    Diana Dowek, una de las artistas que participará.
    La propuesta buscará también romper prejuicios en el abanico de los géneros y la identidad sexual, con un conjunto de obras de “mujeres, lesbianas, trans, travestis, no binaries, queers, agénero y género fluido”, según explicó María Eugenia “Kekena” Corvalán, curadora de la muestra.
    Esta exhibición, convocada por el Ministerio de Cultura junto al nuevo Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad, ocupará no uno sino tres de los nueve pisos que tiene el edificio del ex Correo Central. Será uno de los eventos importantes del CCK bajo su nueva gestión. Ese programa comenzó el 31 de enero con una serie de homenajes dedicados a María Elena Walsh –conciertos y lectura de poemas, entre otras actividades– y con proyecciones de una performance del artista tucumano Tomás Saraceno.
    La investigadora, docente, escritora y curadora “Kekena” Corvalán, que llevará las riendas en esta muestra, fue la encargada en marzo del año pasado de la curaduría de la exposición donde se encontraba la polémica María feminista (una estatuilla de la Virgen con un pañuelo verde), en el Centro Cultural Haroldo Conti. Obras de Para Todes Tode, nombre de aquella exhibición que terminó en litigio judicial, también se incluirán en la nueva propuesta.

    Ocultar nota
  • Título: Las mujeres, protagonistas de las muestras de arte en 2020
    Autor: Redaccin
    Fecha: 02/02/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (Bae Negocios)

    Las mujeres, protagonistas de las muestras de arte en 2020

    María Elena Walsh, Diana Aizenberg y Raquel Forner, entre otras

    Con la apertura de una muestra-tributo a María Elena Walsh el 1 de febrero en el CCK se pondrá en marcha el calendario artístico 2020, un año que llevará como insignia el rescate de mujeres artistas en un amplio rango que va desde trayectorias invisibilizadas hasta el recorrido por producciones icónicas como las de Raquel Forner, María Luisa Bemberg o Alicia DAmico.

    La retrospectiva dedicada a Walsh (1930-2011) será montada bajo la supervisión y colaboración de quien fuera su compañera durante más de treinta años, la fotógrafa Sara Facio, y marcará la reapertura del CCK, que por primera vez desde su inauguración en 2015 pasará a estar bajo la órbita del Ministerio de Cultura.

    Un mes después, la Fundación Proa presentará una muestra que da cuenta del aporte de artistas, investigadoras y curadoras a la escena cultural a partir de una selección de obras de creadoras argentinas como Ana Gallardo, Margarita Paksa, Marta Minujín, y Diana Aizenberg junto a piezas de Louise Bourgeois y Mona Hatoum, que también exhibieron antes en la institución.

    También en marzo tendrá lugar en FoLa una muestra sobre la excepcional fotógrafa norteamericana Vivian Maier. Hace dos años, el mismo espacio había presentado también una megamuestra sobre la artista.

    El calendario con impronta femenina tan fuerte tendrá impacto también en el Museo Nacional de Bellas Artes, que cerrará el año con una mega exposición dedicada a Raquel Forner (1902-1988) centrada en la segunda etapa de su producción. Estará integrada por pinturas, dibujos y grabados. Además, desde abril a junio se presentará "El canon accidental. Mujeres artistas en Argentina (1890-1950)", una muestra curada por Georgina G. Gluzman.

    Otra trayectoria que será revalorizada es la de la realizadora María Luis Bemberg, a la que entre mayo y septiembre se le dedicará en el Museo del Cine una muestra titulada "Crónica de una señora: María Luisa Bemberg y la mujer en el cine", integrada por piezas de escenografías y vestuario de films como "Camila" y "De eso no se habla".

    Por su parte, la Casa Nacional del Bicentenario presentará hacia abril una retrospectiva de la fotógrafa Alicia DAmico con curaduría de María Laura Rosa y el Museo de Arte Popular José Hernández una de Nora Iniesta.

    Continuando con la labor de artistas pioneros en el Parque de la Memoria la realizadora Lucrecia Martel presentará una instalación en noviembre junto a Alejandro Ros, mientras que en el Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori se expondrán en junio un conjunto de videos de la artista Gabriela Golder.

    Por fuera de la trama femenina, los fanáticos de la fotografía no faltarán seguramente a la primera retrospectiva latinoamericana dedicada al fotógrafo alemán Helmut Newton: será a partir del 2 de julio en el Malba. La institución ofrecerá por su parte a partir del 6 de marzo una muestra antológica sobre Remedios Varo, figura central del surrealismo latinoamericano.

    Alberto Greco será otro de los grandes homenajeados del año a través de una exhibición curada por Marcelo Pacheco, María Amalia García y Javier Villa que se montará en el Museo de Arte Moderno y llevará por título "íQué grande sos!".



    Ocultar nota
  • Título: Las mujeres sern las grandes protagonistas de las muestras de arte en 2020 en la Argentina
    Autor: Fuente: Tlam
    Fecha: 03/01/2020
    Ver nota completa
    Ver nota original (INFOBAE)

    María Elena Walsh, Raquel Forner, María Luisa Bemberg, Alicia D’Amico y Remedios Varo son algunas de las figuras que serán homenajeadas y resignificadas durante este año. En esta nota, un recorrido por todo lo que se viene

    Con la apertura de una muestra-tributo a María Elena Walsh el 1 de febrero en el CCK se pondrá en marcha el calendario artístico 2020, un año que llevará como insignia el rescate de mujeres artistas en un amplio rango que va desde trayectorias invisibilizadas hasta el recorrido por producciones icónicas como las de Raquel Forner, María Luisa Bemberg o Alicia D’Amico.

    La retrospectiva dedicada a Walsh (1930-2011) será montada bajo la supervisión y colaboración de quien fuera su compañera durante más de treinta años, la fotógrafa Sara Facio, y marcará la reapertura del CCK, que por primera vez desde su inauguración en 2015 pasará a estar bajo la órbita del Ministerio de Cultura.

    María Elena Walsh
    María Elena Walsh

    Un mes después, la Fundación Proa presentará una muestra que da cuenta del aporte de artistas, investigadoras y curadoras a la escena cultural a partir de una selección de obras de creadoras argentinas como Ana Gallardo, Margarita Paksa, Marta Minujín y Diana Aizenberg junto a piezas de Louise Bourgeois y Mona Hatoum, que también exhibieron antes en la institución.

    También en marzo tendrá lugar en FoLa (Fototeca Latinoamericana) una muestra sobre la fotógrafa norteamericana Vivian Maier, que entre 1956 y 1972 captó con una mirada singular la vida cotidiana en la ciudad de Chicago. Hace dos años, el mismo espacio había presentado también una megamuestra sobre la artista.

    Vivian Maier, autorretrato
    Vivian Maier, autorretrato

    El calendario con impronta femenina tan fuerte tendrá impacto también en el Museo Nacional de Bellas Artes, que cerrará el año con una mega exposición dedicada a Raquel Forner (1902-1988) centrada en la segunda etapa de su producción: bajo el título de Ciclo espacial 1960-1987 y curaduría de Marcelo Pacheco, estará integrada por pinturas, dibujos y grabados.

    En el máximo espacio público dedicado al arte tendrá lugar también, desde abril a junio, El canon accidental. Mujeres artistas en Argentina (1890-1950), una muestra curada por Georgina G. Gluzman que presentará obras del patrimonio y de otras colecciones con el propósito de rescatar nombres omitidos por el canon.

    "Translunar", de Raquel Forner

    Otra trayectoria que será revalorizada es la de la realizadora María Luis Bemberg, a la que entre mayo y septiembre se le dedicará en el Museo del Cine una muestra titulada Crónica de una señora: María Luisa Bemberg y la mujer en el cine, integrada por piezas de escenografías y vestuario de films como Camila y De eso no se habla.

    Por su parte, la Casa Nacional del Bicentenario presentará hacia abril una retrospectiva de la fotógrafa Alicia D’Amico con curaduría de María Laura Rosa y el Museo de Arte Popular José Hernández una de Nora Iniesta.

    Continuando con la labor de artistas pioneros en el Parque de la Memoria la realizadora Lucrecia Martel presentará una instalación en noviembre junto a Alejandro Ros, mientras que en el Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori se expondrán en junio un conjunto de videos de la artista Gabriela Golder.

    Lucrecia Martel (AFP)
    Lucrecia Martel (AFP)

    Por fuera de la trama femenina, uno de los puntos fuertes del 2020 será la muestra antológica que el Museo Nacional de Bellas Artes consagrará a León Ferrari, donde a través de objetos, dibujos, videos, esculturas y cerámicas se indagará en el universo creativo del artista nacido en 1920 y fallecido en 2013 que ha sido valorado por su crítica al poder y la defensa de los derechos humanos.

    La curaduría de la exposición estará a cargo de Cecilia Rabossi y de Andrés Duprat, quienes están trabajando en las casi 100 piezas que recorrerán la producción del artista desde los años 50 hasta sus últimos días, como La civilización occidental y cristiana y Jesús crucificado sobre un avión de guerra norteamericano, que será cedido por el Museo Castagnino de Rosario.

    "La Civilización Occidental y Cristiana" de León Ferrari

    El Bellas Artes estará a cargo también de otros de los grandes homenajes: el que se tributará a Antonio Seguí, el artista cordobés radicado en Francia, que el próximo 11 de enero cumplirá 86 años y que en esta ocasión presentará Los territorios de la pintura, un conjunto de óleos, esculturas, dibujos, pasteles y grabados.

    Paralelamente, el pintor, escultor y grabador será homenajeado a partir del 18 de febrero en el Museo Nacional del Grabado con una muestra que destacará su singular perspectiva de la disciplina a lo largo de su carrera.

    Los fanáticos de la fotografía no faltarán seguramente a la primera retrospectiva latinoamericana dedicada al fotógrafo alemán Helmut Newton: será a partir del 2 de julio en el Malba en coincidencia con los cien años de su nacimiento y abarcará unas 150 fotografías realizadas entre comienzos de los 60 y el 2000 que incluyen algunas de las portadas que hizo para publicaciones como Vogue, Elle y Playboy.

    Remedios Varo (Foto: Twitter)
    Remedios Varo (Foto: Twitter)

    La institución dirigida por Gabriela Rangel ofrecerá por su parte a partir del 6 de marzo y hasta el 15 de junio una muestra antológica sobre Remedios Varo, figura central del surrealismo latinoamericano y referente de la escena mexicana de mediados del siglo XX.

    Durante ese lapso se podrá apreciar la producción más relevante de la artista nacida en España, realizada durante su exilio en México; un conjunto de 35 pinturas, once dibujos y 60 bocetos que van de 1938 a 1963, en una muestra con curaduría de Victoria Giraudo (de Malba) y Carlos Molina.

    Alberto Greco por Ilse Fusková
    Alberto Greco por Ilse Fusková

    Alberto Greco será otro de los grandes homenajeados del año a través de una exhibición curada por Marcelo Pacheco, María Amalia García y Javier Villa que se montará en el Museo de Arte Moderno y llevará por título ¡Qué grande sos!.

    En ese mismo espacio se presentará una exhibición sobre la obra de Mildred Burton, que bajo la curaduría de Marcos Kramer propondrá un recorrido parcial sobre cuatro décadas de producción de la artista fallecida en 2008.

    Fuente: Télam



    Ocultar nota
  • Título: PROA 2020: vuelven las mujeres y llega una coleccin de arte francesa
    Autor: Beln Papa Orfano
    Fecha: 18/12/2019
    Ver nota completa
    Ver nota original (El Cronista -Clase)



    Ocultar nota